texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

martes, 28 de agosto de 2018

RosaMari Lorenzo: “Tirando del hilo siempre podremos llegar a encontrar verdades”

Nuestra autora RosaMari Lorenzo se adentra una vez más en el género de la novela negra a través de una situación que a todos nos resulta familiar. Cuando mantenemos conversaciones con algún amigo o amiga o con algún familiar en un sitio público, ¿estamos seguros de que nadie nos está escuchando? El protagonista de Tirando del hilo, la tercera novela dentro de este género de nuestra autora, descubrirá y deseará no haber escuchado determinadas cosas que podrán ocasionarle más de un problema.

A continuación, RosaMari nos explica algunos detalles más sobre esta novela que seguro atrapará a los lectores hasta el final.



viveLibro (V): RosaMari, ¿cómo surge la idea de escribir Tirando del hilo?
RosaMari Lorenzo (RL): Surge pensando en todas las cosas que decimos inconscientemente de quienes nos pueden estar escuchando. Hablamos en lugares públicos por el móvil, o con una amiga o amigo en el autobús, temas del trabajo, de la familia de una situación crítica y nuestro tono quizá se eleva según nuestras emociones. En ocasiones, ¿quién no ha escuchado discusiones de las que preferiríamos no ser testigos presenciales? Incluso me viene a la memoria cuando llegan las vacaciones y comenzamos a preparar un viaje. Quizá alguien recordará las advertencias de la Policía aconsejándonos no decir cuándo nos vamos y cuánto tiempo estaremos fuera de casa. Ellos sí saben quien nos puede estar escuchando. Y aunque no tengamos nada de valor que se puedan llevar de nuestra casa, si alguien nos visita durante nuestra ausencia...puf seguro que nos llevamos un susto cuando regresemos. En Tirando del hilo se habla de esas consecuencias.

V: Se trata de tu tercera novela negra, ¿te encuentras cómoda dentro de este género?
RL: Sí, porque es un nuevo reto muy interesante, en el que buscar y enlazar pistas me hace agilizar la mente.

V: ¿Qué es lo que más te atrapa de este tipo de novelas?
RL: El misterio, descubrir a los no buenos, saber que hay muchas más personas buenas que de las otras, la importancia de la familia, el respeto a uno mismo y a los demás.

V: ¿Qué van a encontrar los lectores en este libro?
RL: Descubrirán a un joven que por escuchar algo de una conversación es arrastrado a pasar por situaciones límite. A pesar de que el joven no le dio mayor importancia a lo que escuchó. Pero las personas que hablaban, al darse cuenta de su presencia les crea la duda preguntándose cuánto y el qué habrá podido escuchar. Ahí comienza una oscura y peligrosa trama en contra del joven, donde comienzan a ocurrirle situaciones dramáticas, donde aparece la amnesia acompañada de ceguera, todo ocasionado por un traumatismo cerebral, que harán recapacitar al lector descubriendo que después de leer Tirando del hilo ya nada será igual.


V: ¿Por qué elegiste Tirando del hilo como título para tu obra?
RL: Porque tirando del hilo siempre podremos llegar a encontrar verdades. Me gusta saber que existe el periodismo de investigación. Creo que son mujeres y hombres de un valor incalculable a los que les ponen todo tipo de barreras, porque saben los menos buenos que estos héroes llegarán, tirando del hilo, a descubrir cosas que quizá no estamos preparados para saber. Pero es cierto que el título Tirando del hilo nos puede conducir a muchos caminos diferentes, donde con trabajo en equipo sabrán que la verdad antes o después siempre sale a la luz. Otra cuestión es que estemos dispuestos a saberla o preparados para conocerla, incluso si comenzamos a tirar del hilo lleguemos a tener miedo de conocer realmente la verdad.

V: ¿Qué nos puedes adelantar de los personajes del libro?
RL: Son personajes del día a día, con situaciones a simple vista cotidianas a las que no se les da mayor importancia. El personaje principal es Tristrás. Sí, de la saga de Pepín Pepón y Tristrás estos amigos ya se hicieron adultos y viven vidas y experiencias muy variopintas, como es el caso de Tristrás, que llegó a ser un exitoso deportista, después terminó la carrera de Psicología especializándose en un campo muy importante que le permite ejerce en una multinacional como un reconocido psicólogo de empresa. Él es el joven que estaba en el momento inadecuado y escuchó lo que no debía escuchar, poniendo su vida y la de su familia en peligro, con situaciones verdaderamente escabrosas, donde las sombras de oscuridad nos hacen pensar. ¿Conocemos realmente a nuestros compañeros o vecinos?



V: De todo el proceso creativo, ¿qué es lo que más y lo que menos te ha costado escribir de Tirando del hilo?
RL: Una tarde mientras pintaba unas piedras que me habían encargado recibí una llamada. Después de saludarme comenzó una amiga a contarme una serie de situaciones turbulentas en las que se encontraba sumida y sin perspectiva de saber como salir, momento en el que escuchándola cogí mi cuaderno de acuarela, un pincel y comencé a pintar la portada de mi novela. Después de terminar aquella tremenda conversación miré la obra que había pintado, respirando profundamente me dije: RosaMari no pintes cuando te cuenten problemas. Estuve a punto de romperla, pero al final decidí meterla en una carpeta tratando de olvidar todo aquello.

Después de varios meses buscando unos diseños encontré la obra, ya con la cabeza fría me ha servido y guiado para escribir Tirando del hilo. Por eso siempre digo que la base de cualquiera de mis libros siempre ha sido y es la pintura. Y lo que menos me ha costado escribir ha sido poner mi final característico.

V: ¿Qué le dirías a los lectores para que se llevaran este libro a casa?
RL: Esta novela es de lectura fácil, en la que se tratan temas de gente que siempre ha estado ahí y seguirán estando, como por ejemplo los buenos compañeros, los trepas, los bromistas, aquellos que piensan que amabilidad es facilidad fuera y dentro del trabajo, la buena labor que realizan las personas que saben enseñar a sus animales de compañía, los buenos y honrados profesionales, los estafadores, las ansias de poder que tienen algunas personas. También podemos reflexionar sobre los muchos desafíos con los que se enfrentan los invidentes caminando por aceras o cruzando calles por nombrar solo dos cosas. Después de leer Tirando del hilo no nos pasarán desapercibidas las diferentes situaciones del día a día.

V: Vas a seguir con la novela negra o seguirás con las historias infantiles y juveniles?.
RL: Anticiparme a los temas que voy a seguir escribiendo sería un poco arriesgado. Porque mis personajes y me refiero a la saga de esos tres buenos amigos llamados Pepín, Pepón y Tristrás ellos ya han crecido y son adultos, por lo tanto sus vivencias, estudios, trabajos y circunstancias son diferentes y dan para mucho. Lo que sí me gustaría resaltar es que los niños y los jóvenes necesitan referentes con valores limpios y dignos de seguir, ya que ellos serán los futuros líderes. Recordando que el que no lee, no le lleva ninguna ventaja al que no sabe leer. Espero y deseo que Tirando del hilo entretenga a cuantos la lean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario