texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

jueves, 9 de agosto de 2018

Germán Borda: “La maraña de la manigua’ acercará a los lectores al ambiente y a las personas que construyeron la historia”

Nuestro autor Germán Borda vuelve a plasmar una de las etapas de su fascinante vida en una novela, en esta ocasión titulado La maraña de la manigua, se trata de su propia historia y la de parte de sus antepasados en la selva colombiana contada a través de las vivencias de tres conquistadores. Todos sus recuerdos vivencias, el hechizo secreto de la manigua, los colores, los sonidos… son parte de esta novela y de la que Germán quiere hacer parte a todos los lectores.

A través de esta entrevista que os dejamos a continuación nuestro autor nos acerca a algunos detalles sobre su nuevo libro.



viveLibro (V): Germán, ¿cómo surge la idea de La maraña de la manigua?
Germán Borda (GB): De niño viví en la selva colombiana varios años, en verdad nunca he sabido a ciencia cierta cuantos… una finca gigantesca, con todos los climas, el paraíso terrenal, que heredó mi madre. A su vez había sido una herencia de un conquistador antepasado mío José Cayetano Vázquez. Es el escenario de la conquista. Nadie podría describirlo con tanta autenticidad. Ahí nace la idea, no solo recuperar una parte de mi pasado sino un momento maravilloso de nuestra historia común, la conquista de América.

V: ¿Qué es la maraña de la manigua?
GB: La selva, se dice entre sus habitantes, tiene algo que se denomina La manigua un hechizo secreto, un poder que domina a quienes la viven y que los obliga a permanecer. Quien ha vivido en la foresta y la abandona, siempre la añorará y la mayoría jamás podrá liberarse de su embrujo mágico, ni apartarse. A mí regresa siempre en el recuerdo, la añoranza. Me siento como un traidor que la abandonó, pero la manigua de nuevo me dominó al escribir la novela.

V: ¿Qué van a encontrar los lectores en este libro?
GB: El escenario donde ocurrió la conquista, su misterio, su magia, el pánico que produce la selva en las noches cuando se escucha una sinfonía o asinfonía indecible de bichos y seres extraños, un contrapunto ineluctable. Las personalidades de tres conquistadores, sus peripecias, los dramas de seres que de repente se encontraron, como en una obra de Becket, perdido en universo del que parece no pueden salir.



V: ¿Han influido tus anteriores obras en este último libro?
GB: Soy muy orgulloso de mis ancestros españoles y de mis antepasados que participaron en el descubrimiento y la conquista, también me avergüenzo de algunos. Mi primera novela fue sobre mi pariente Peralonso, niño que vino con Colón, era su piloto principal, eso me valió que declararan ciudadano mérito de Moguer, lugar de nacimiento del descubridor. Desde el momento en que la escribí circundó en mi mente la idea de mostrar la realidad de la historia común de nuestros pueblos.

V: De todo el proceso creativo, ¿qué es lo que más y lo que menos te ha costado escribir de La maraña de la manigua?
GB: La verdad creo que fui envuelto en la magia de la manigua y el libro salió sin problema, de un plumazo, se hilvanaban los recuerdos y la fascinación de ese universo de ensoñación, y el poder vivirme como un conquistador que llegaba a un continente nuevo deslumbrante y desconocido.

V:¿Qué nos puedes adelantar de los personajes de la novela?
GB: Los personajes son los tres conquistadores que se aúnan en sus esfuerzos para dominar ese mundo… pero mi más profundo deseo es que sea el lector el actor de la obra y que reconozca en las aventuras de los españoles un momento de la historia y que lo vislumbre con gran pasión… también con aceptación. Así hayan existido manchas en ese proceso, hay que reconocer que fue una de las grandes epopeyas de la historia humana.

V: ¿Qué otros proyectos tienes en mente?
GB: He escrito varias novelas históricas que deseo encadenar, para mostrar un panorama total de nuestro devenir, pero debo escribir otras para lograrlo. El tiempo ha pasado con celeridad bajo el puente, soy ya un jovencito con muchos, muchísimos años, esperemos que el tiempo con su guadaña ineludible me dé el lapso suficiente.

V: ¿Qué le dirías a los lectores para que se llevaran a casa La maraña de la manigua?
GB: Fuera de lo que he señalado del encuentro con su historia, o con la historia, el acercarse a la ambiente y a los seres que la construyeron, debo recurrir a mi inmodestia. Adentrarse a la magia que trasluce este libro, magia que me dictó la selva, con sus coloridos, con sus sonidos cambiantes, con sus bichos y animales inusitados, con la negrura de su espesura y la orquestación de sus vientos y brisas. Magia que pulió y arquitectó toda mi alma…

No hay comentarios:

Publicar un comentario