texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

martes, 12 de junio de 2018

José Molina: ”El alma desnuda’ se compromete «por escrito» a ofrecer al lector sentimientos a flor de piel”

Nuestro autor José Molina nos deslumbra de nuevo en viveLibro con su libro de relatos, El alma desnuda, un libro con el que los lectores harán un recorrido en forma de diez relatos que a simple vista no tienen nada en común pero que entre ellos trazan un espacio único, el del misterioso paso de la vida.

A través de esta entrevista que os dejamos a continuación, descubriréis algunos detalles de nuestro autor sobre el proceso de creación del libro y lo que esconde entre sus páginas.



viveLibro (V): José, ¿cómo surge la idea de El alma desnuda?
José Molina (JM): Después de la publicación de Un soplo en el corazón, el relato con el que gané en 2016 el Premio Ignacio Aldecoa de Cuentos, pensé que se quedaba algo huérfano y que no estaría de más arroparlo con otras historias, así que decidí buscar en el baúl de los recuerdos y recuperar algunos relatos que ya había escrito antes y, por supuesto, ponerme a escribir otros nuevos que completasen una pequeña pero bien avenida «familia literaria».

V: ¿Qué van a encontrar los lectores en este libro?
JM: Como trato de explicar en la contraportada del libro, El alma desnuda es «un sinuoso viaje en el tiempo […] a través de diez relatos aparentemente inconexos, pero que componen un puzle vital que transcurre desde el milagro de nacer hasta el último aliento». Es decir, diez historias, o mejor, diez sentimientos, que en apariencia nada tienen en común, pero que, casi a hurtadillas, trazan un espacio único: el del misterioso paso de la vida, «haciendo escala» en todas las etapas que componen el itinerario vital, «desde el milagro de nacer hasta el último aliento».

V: ¿Por qué elegiste este título para tu libro?
JM: Me pareció una manera metafórica de expresar cómo concibo mi manera de escribir: sin tapujos ni miedos, sin la necesidad de buscar el reconocimiento personal o la buena crítica, el éxito o la alabanza; simplemente por la necesidad de hacer aflorar mis emociones y mis sentimientos, sin prejuicios ni imposiciones, o sea, a corazón abierto y con «el alma desnuda».

V: ¿Cómo definirías tus relatos?
JM: Quizá historias sin historia. Me explico: son relatos construidos a partir de un argumento, más o menos sólido, según del que se trate, pero cuyo fin último no está en el desarrollo de la propia historia, sino más bien en lo que trato de expresar en el trasfondo de cada una de ellas. Así que, necesariamente, son relatos sencillos, que no buscan contar grandes hazañas épicas, sino intensas aventuras emocionales. Solo eso.

V: ¿Qué es lo que más y lo que menos te ha costado a la hora de escribir el libro?
JM: No sabría decir con exactitud cuál de los relatos que componen el libro me ha costado más o menos escribirlo. En realidad, no suelo escribir algo que me cuesta, porque sería como tener la sensación de que no me pertenece. En todo caso, sí creo que hay relatos que, a la hora de escribirlos, han ido fluyendo de una manera más fácil, y otros que me han producido un mayor desgarro emocional. Cada relato tiene, sin duda, un compromiso personal distinto, pero eso no le añade o le resta dificultad a la hora de escribirlos.

V: ¿Qué le dirías a los lectores para que se llevaran El alma desnuda a casa?
JM: Que lo hagan a ciegas, sin saber a ciencia cierta lo que llevan entre sus manos. Solo con la certeza de que en El alma desnuda van a poder desentrañar algunas de las que cosas que ven y sienten a su alrededor o incluso dentro de ellos mismos. Eso sí, que no esperen relatos indescifrables, tramas urdidas en complejos laberintos o grandes aventuras épicas. El libro solo se compromete «por escrito» a ofrecer al lector sentimientos a flor de piel, algunos de sonrisa fácil y otros de lágrima transparente, pero todos sinceros y directos, sin intermediarios ni brókeres de por medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario