texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

miércoles, 18 de abril de 2018

Ángeles Rueda Prieto: “Me decanto por la poesía porque es libre, inmensa, en ella todo cabe”

viveLibro acoge con los brazos abiertos el nuevo poemario de su autora Ángeles Rueda Prieto, De tripas corazón, un poemario que ya ha visto la luz en las principales librerías y en el que nuestra autora nos habla de gran parte de su intimidad, de todo aquellos que a ella le mueve y sobre todo nos muestra que para ella contar las intimidades de su alma y todo ello que le ocurre en su día a día le es muy beneficioso y le hace bien a sí misma.

A continuación os dejamos con la entrevista completa a nuestra autora donde podréis descubrir algunos detalles más no solo sobre su poesía si no también sobre su camino como escritora.



viveLibro (V): Ángeles, ¿cómo comienza tu curiosidad por la literatura y cuándo decides publicar tu propio libro?
Ángeles Rueda Prieto (ARP): Mi interés por la literatura surgió cuando yo era aún muy niña. He sido lectora asidua desde siempre y comencé a escribir poemas cuando aún estaba en la escuela primaria. En casa de mis padres siempre había libros, sobre todo novelas, pero también poesía. Y compartía con mi madre la afición por la música en general y por las canciones populares en particular.

Una profesora de Lengua y Literatura Española de mi escuela, cuando yo tenía unos 14 años, me animó a seguir escribiendo e incluso a presentarme al concurso nacional de redacción de Coca-Cola. Conseguí un viaje a Mallorca como premio. Nunca lo olvidaré. La decisión de publicar mi propio libro ha sido reciente.

V: ¿Cómo surge la idea de escribir el libro De tripas corazón?
ARP: La idea de escribir De tripas corazón empezó cuando decidí presentarme a varios concursos de poesía. Había miles de participantes en cada uno, así que yo no esperaba que los jurados leyeran mis poemas siquiera. Para mi sorpresa, varios de los poemas que envié fueron seleccionados y publicados en tres pequeñas antologías con otros autores.

Eso me animó a seguir escribiendo, a recopilar y perfeccionar los poemas ya escritos y, por fin, a plantearme publicarlos en un libro. Además de eso, los amigos y mi familia también me animaban dando siempre su opinión benevolente sobre mi obra.

V: ¿Qué van a encontrar los lectores en este libro?
ARP: Lo que los lectores van a encontrar es gran parte de mi intimidad, que puede ser tan interesante o tan anodina como la de cualquiera, pero me he dado cuenta de que las cosas que a mí me preocupan, o me hieren, o me consuelan o me alegran, son universales: el amor y el desamor, nuestra fragilidad, la fascinación y la ignorancia de nuestro propio mundo, de nosotros mismos, nuestra condición de esclavos del tiempo o la certidumbre de que vamos a morir, por poner unos cuantos ejemplos. Todos los seres humanos compartimos básicamente las mismas inquietudes.

La primera cuestión es si decidimos contarlas o no, la segunda es cómo contarlas. Yo decidí contarlas porque el hecho de hacerlo es beneficioso para mí, casi sanador. Es bien sabido que expresar lo que te sucede ayuda a poner tus ideas y tus emociones en orden y a comprenderlas. El cómo contarlas fue una decisión algo más fácil: mediante la poesía.

V: ¿Por qué te has decantado por la poesía ?
ARP: Precisamente me decanté por la poesía porque es libre, inmensa, en ella todo cabe, y además ha sido mi afición desde siempre. Toda la vida me ha subyugado la magia y la música de las palabras.

V: ¿Cómo definirías tu poesía?
ARP: Si tuviera que definir mi poesía , diría que no es complicada desde el punto de vista conceptual. Desde el punto de vista formal, es variada: hay sonetos y formas métricas tradicionales, pero también verso libre.

V: ¿Quiénes son tus referentes poéticos?
ARP: Mis referentes poéticos son especialmente Miguel Hernández y toda la Generación del 27. Pero creo que tengo influencias de otros poetas, americanos, por ejemplo, y hasta del lenguaje religioso y litúrgico.

V: ¿Por qué elegiste este título para tu libro?
ARP: El título de este libro, De tripas corazón, no me resultó fácil de encontrar. Estuve bastante tiempo pensando títulos y barajando unos cuantos. Quería hallar un título que fuera breve, en consonancia con las temáticas del libro y evocador de algo que a todos nos resultara conocido: y lo hallé en el hecho de sobreponerse a las dificultades, a todas las que vamos encontrando en nuestro camino, por muy duras que sean.

“Hacer de tripas corazón” es una frase hecha, idiomática, usada constantemente en la lengua popular y, como es frecuente en las imágenes que esta nos regala, ilustra gráfica y poderosamente algo: en este caso es el gran esfuerzo que la vida requiere; hacer aquello que nos cuesta tanto, aquello que nos duele o incluso nos repugna y hacerlo porque hay algo o alguien mucho más importante que nosotros mismos.

V: ¿Qué le dirías a los lectores para que se llevasen De tripas corazón a casa?
ARP: Al lector le diría que muy probablemente va a reconocerse a sí mismo en muchos de los poemas de este libro. Y eso siempre consuela; siempre da cierta paz comprobar que tu yo íntimo está conectado con el de otras muchas personas a las que quizás ni siquiera conoces pero que viven o han vivido las mismas sacudidas emocionales que uno y semejantes quebraderos de cabeza. Conocerme a mí es, obviamente, lo de menos. Es casi irrelevante. Llevarse este libro a casa puede ser como llevarse unas cuantas píldoras para ahuyentar la soledad por unos momentos, para propiciar la reflexión y para deleitarse en el sonido de las palabras mismas. Al menos así me gustaría que fuera. Y así lo espero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario