texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Miriam García: Una des-asíntota es el punto de inflexión entre todos mis deseos y la realidad

Nuestra autora Miriam García se estrena en el mundo editorial con su poemario Des-Asíntota, un obra en la que los lectores podrán encontrar a Miriam tal y como es pudiendo crear una imagen de nuestra autora en sus cabezas a través de lo que mejor sabe hacer, la poesía. Con Des-Asíntota, Miriam busca que los lectores hagan suyos sus versos.

Además, el próximo 15 de septiembre todos aquellos que quieran descubrir todo lo que nuestra autora esconde en sus versos podrán hacerlo en directo en Madrid en la librería Cervantes y Compañía. Y a continuación, os dejamos también con la entrevista completa a Miriam para descubrir algunos de sus secretos.



viveLibro (V): Miriam, ¿cómo te iniciaste en el mundo de la escritura?
Miriam García (MG): La creatividad de los niños que se desarrolla durante los primeros años me parece asombrosa. Eso mismo pensó mi profesor en aquel momento, Miguel, quien a sabiendas de mi pasión por la lectura comenzó a motivarme para escribir y soñar; plasmar sentimientos de manera tan fiel como los como Gloria Fuertes, García Lorca y Neruda.

V: ¿Qué van a encontrar los lectores en Des-asíntota?
MG: Dentro de mi poemario van a encontrarme a mí. Es un desnudo integral de mi alma. Van a crear a Miriam en su cabeza, desglosando desde el interior, amor, pasando por el esqueleto, como es la belleza en sí, siguiendo por la mente, y esa inteligencia para terminar en la capa más superficial, la que más molesta, pero al fin y al cabo la que completa a cada uno de nosotros, los miedos y el dolor.

V: ¿Qué es lo que más te llama la atención de la poesía y por qué te decantaste por este género a la hora de ponerte a escribir?
MG: No sé cómo escoger una sola cosa que me llame la atención de la lírica. La poesía para mí es un todo condensado, me explico; la rima, la musicalidad y el vocabulario preciso me enamoran. La sutileza de los versos y, sobre todo, lo que más me gusta de la poesía es la capacidad de los poetas de hacer universal algo concreto, de plasmar en un papel algo tan poco palpable como las emociones y no solo transmitir sino hacer a los lectores cómplices de sus vivencias. Desde pequeña me ha gustado siempre leer, mucha novela juvenil, pero sobre todo poesía; desde la complejidad y elitismo de Góngora hasta la sencillez y naturalidad de Bécquer, la tremenda admiración de saber que al igual que ellos, cuando yo escribía, mis suspiros medraban y mi aliento se enmudecía solo por unos instantes, pero me recuperaba con mucha más fuerza, es mi medio de evasión.

V: ¿Cuáles han sido y son tus referentes literarios?
MG: Sin ninguna duda Charles Baudelaire; hace del dolor algo intenso, vivo, creador, bonito y eminente. Estaba loco, es verdad, pero sus poemas me transmiten tanto, incluso en francés, que da gusto leerle, incluso merece la pena intentar imitarle. Por otro lado, Bécquer y sus cartas, donde él mismo explica que para ser poeta hace falta ser valiente, no solo para vivir, sino, para que pasados los años, seamos capaces de describir aquel momento con la misma pureza y fidelidad, pero con perspectiva.

V: ¿Qué es una asíntota y cómo se convierte en una Des-asíntota?
MG: Una asíntota, como bien definió Whittier, son todos los deseos, más o menos íntimos que tenemos, con los que soñamos de manera constante y que se acercan a la realidad que vivimos, pero no son más que eso, deseos, porque nunca llegan a cumplirse. Una des-asíntota es el punto de inflexión entre todos mis deseos y la realidad. Es la pretensión de un sueño hecho carne. Es palpar lo soñado de manera gozosa.

V: ¿Tienes pensado ya algún otro proyecto literario para el futuro?
MG: Por el momento, quiero disfrutar de la emoción, de la alegría y satisfacción que este proyecto ha significado para mí. Quiero sacarle provecho, recordar el motivo de su publicación cada instante y leerlo y releerlo como un pedazo de mi andadura en este mundo. No tengo pensado nada aún, pero no lo descarto en ningún momento, de hecho, me atrevería a afirmar que esto de los libros es un vicio sano, y que sí ha sido el primero, y también sé que no va a ser el último.

V: ¿Qué les dirías a los lectores para animarles a leer Des-asíntota?
MG: El mensaje que quiero que lean en mi expresión y lo que quiero que interpreten en mis ganas por difundir mi proyecto es: que se sienten cómodamente, se preparen un té o un café, y con algo más de luz, pero sin falta de velas, disfruten de mis versos, los sientan suyos; porque la poesía es sentirla y disfrutarla; que se identifiquen, pero sin pensar; eso solo deben hacerlo cuando se los sepan de memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario