texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

miércoles, 7 de junio de 2017

Germán Echevarría: "Mi poesía quiere llegar de la emoción a las palabras"

Nuestro autor Germán Echevarría vuelve a deleitarnos con sus versos en su nuevo poemario Itinerario abierto. Sin embargo, acotumbrados a su poesía libre, Germán nos sorprende en esta ocasión con sonetos. Unos sonetos en los que los lectores encontrarán poemas de diversa temática.

Nadie mejor que el propio Germán para desvelarnos algunas claves de su nueva obra y lo hace a través de esta entrevista que os dejamos a continuación.



viveLibro (V): Germán, como surge la idea de escribir Itinerario abierto, ¿por qué elegiste este título para tu nuevo poemario?
Germán Echevarría (GE): A partir de un grupo inicial de sonetos, que fui agrupando bajo el título de “Una experiencia abierta”. Entre 2009 y 2016 fui añadiendo otros relativos a temas habituales en mi poesía de forma que finalmente pudieran agruparse bajo el título de “Itinerario Abierto”, por entender que todo libro de versos, como escribió Onetti, es un camino que se abre.

V: ¿Por qué, tras escribir poesía libre, te has decantado en este poemario por los sonetos?
GE: Si bien hasta este libro he escrito fundamentalmente poesía en verso libre y que ahora estoy preparando otro poemario también en verso libre, siempre me ha interesado la estructura del soneto. En 2003 publiqué una extensa Antología de poemas, bajo el título de Memoria Lírica, que incluía cuatro poemarios. Casi todos ellos eran poemas en verso libre (a excepción de dos sonetos) Después he seguido escribiendo poesía fundamentalmente en verso libre o formas de rima asonante.

En 2009, con el soneto Bilbao-song, gané el certamen de sonetos de Bilbao y en 2010, con el soneto “A quemarropa” el accésit, (ambos ahora incluidos en este libro).

En 2015 publiqué en viveLibro un poemario, Formas de la esperanza, en verso libre, incluyendo prosa poética y formas intertextuales. Había un capítulo Derivada primera que, sin embargo, incluía quince sonetos. A partir de 2009, además de seguir trabajando en formatos de verso Libre, utilicé el soneto como expresión poética, por entender que no sólo es compatible con otros formatos, sino que es también una forma actual, como diré luego, dando así lugar al libro que ahora comento Itinerario abierto, compuesto de 118 sonetos, agrupados en 10 capítulos.

Soy consciente de que escribir un libro de sonetos es siempre arriesgado…Una sílaba de más, una rima forzada, una imagen que no encaja, acentos internos que no corresponden y el efecto del poema se perjudica.

V: ¿Qué van a encontrar los lectores en tu nuevo poemario?
GE: Los sonetos contenidos en este poemario se han compuesto, en su totalidad, utilizando el endecasílabo (1.652 endecasílabos) Entre los sonetos de este libro se dan casos en los que el segundo cuarteto no sigue la misma rima consonante del primero, utilizando otra rima consonante diferente. Asimismo, en ciertos casos, se ha suavizado la exigencia de la rima aceptando rimar en forma consonante singulares con plurales.

Hay un soneto “blanco”, cuyos endecasílabos no están sujetos a ninguna rima. Aunque cada poema es siempre una fusión de realidades múltiples, los poemas de este libro giran en torno a varios motivos comunes en mi poesía:

- El Tiempo, (la curva del Tiempo), cuando ya “es larga la memoria y corta la esperanza”, como escribió Leopardi. - La presencia de seres queridos, la ausencia de otros seres queridos, a los que se dedica el capítulo “in memoriam”.
- Otra variable son los paisajes, como encuentros simbólicos, que incluyen los efectos de la luz, del mar, de la noche…
- Los estados del ánimo, las recurrencias de la melancolía y la búsqueda de la autenticidad, la búsqueda de “una cierta verdad” utilizando el título de la película de Abel Garcia Roure).
- Otro argumento es la ciudad de Bilbao, sus entornos, sus calles, la ría con su pulso de mareas. La portada del libro es un apunte del muelle de Marzana y el casco viejo de Bilbao.
- Están las experiencias sobre la propia vida. (Ésta es una poesía de vivencias). En algunos poemas hay un juego de perspectivas; el aquí, el ahora, el entonces, el siempre, el yo, el tú, o la simultaneidad de significados que sugieren algo difícil de explicar)
- La reflexión sobre la poesía, sus formas y métricas y sobre el hecho de escribirla.

V: ¿ Por qué crees que, a pesar de no ser tan popular como la narrativa, la poesía se niega a desaparecer?
GE: Porque como decía Octavio Paz la poesía es “conocimiento, salvación… método de liberación interior… oración, letanía, epifanía…condensación del inconsciente…intuición, sentimiento, pensamiento no dirigido… La poesía sirve para captar el sentido de las casas, incluyendo las aparentemente cotidianas.

Los poemas surgen de : una aflicción que necesita ser apaciguada, una alegría que debe ser comunicara o una emoción que debe ser expresada con palabra. Por eso la poesía no desaparece, siempre esta ahí. Además escribir poesía tiene la ventaja de no estar limitado o sometido frente al pensamiento políticamente correcto, como sucede a veces con la novela. Es más libre es un ejercicio de libertad. Por eso se mantiene.

V: ¿Qué diferencia Itinerario abierto de tus anteriores obras poéticas?
GE: La forma que utiliza : El soneto. El soneto es perfectamente compatible con la poesía en verso libre. No creo que haya otra forma poética que haya resistido así el tiempo. Nació con Petrarca y el “dolce estil novo”, allá por los años del siglo 14 y el renacimiento, llegando hasta nuestros días. Se ha sometido a modificaciones su norma clásica, en la métrica y en la rima, a lo largo del tiempo, pero el soneto se ha conservado vigente.

Se han empleado además del endecasílabo, octosílabos, alejandrinos, pentasílabos incluso trisílabos. La generación del 27 intensificó su cultivo volviendo a la forma del soneto clásico. Para Blas de Otero el soneto es “el rey de los decires”. Escribe Dámaso Alonso : “Y pasarán los años y los años, irán modas, vendrán modas y ese ser creado, tan complicado y tan inocente, tan sabio y tan pueril, nada en suma, dos cuartetos y dos tercetos, seguirá teniendo una eterna voz para el hombre, siempre igual pero siempre nueva, siempre distinta. Se pregunta J. Hierro:…”Es el soneto…molde válido para la poesía hoy?”. Y responde: “claro, siempre que el poeta lo necesite para decir exactamente lo que quiere, no cuando lo adopta como una enojosa cadena que impide el vuelo.

La prueba es que a lo largo de los siglos, el soneto no ha dejado de ser actual” El soneto ha llegado también al marco de la poesía visual-experimental ( que puede no utilizar palabras sino secuencias de imágenes gráficas). Se ha utilizado la estructura del soneto repitiendo elementos en 4,4,3,3. (Así, p.e, la imagen de la quiniela de futbol que presenta la estructura de 4,4,3,3 partidos y el pleno al quince como estrambote, ha podido verse en la presentación de poesía visual-experimental celebrado recientemente en León).

En tiempos recientes Bilbao, mi ciudad, ha tenido poetas que han escrito una importante obra utilizando la forma soneto. Ahí están, además del citado Blas de Otero, Juan de Bengoechea, González de Langarica y otros.

V: ¿Qué les dirías a los lectores para animarles a leer Itinerario abierto?
GE: Que lean poesía. Que la poesía, y mi poesía en particular, no pretende ser un género para lectores aislados. El libro está dividido por argumentos dando lugar a 10 capítulos diferenciados, que pueden leerse, saltando de uno a otro, sin seguir el orden. Respecto al estilo diré que a mí me gusta que los poemas resulten fluidos, toquen los sentimientos y las emociones, que el poema llegue fácil y trasmita y comunique con el lector. La mía no es una poesía hermética, de difícil comprensión, de difícil lectura. Es una poesía que busca la claridad, la comprensión cercana y que quiere llegar de la emoción a las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario