texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

martes, 27 de junio de 2017

Domi Guadalupe: “Todos los españoles tenemos un deber común con el Sáhara occidental”

Nuestra autora Domi Guadalupe empezó a escribir como necesidad y como forma de expresarse y así empezó a escribir sobre sucesos y acontecimientos de la vida cotidiana. En esta ocasión, Domi nos habla en Duele decir adiós del conflicto en el Sáhara Occidental a través de la historia de Fahla, un personaje ficticio incluido en un contexto histórico real.

Os dejamos con la entrevista completa a nuestra autora en donde nos cuenta algunos detalles sobre su libro.



viveLibro (V): ¿Cómo le nace la vena literaria a alguien que ha dedicado su vida a la farmacéutica?
Domi Guadalupe (DG): Cuando era muy joven, una adolescente, era muy tímida. Me costaba mucho esfuerzo expresarme oralmente, no me salían las palabras, y cuando tenía necesidad de expresar cosas que ocurrían a mi alrededor, o cerca de mí, como intercambiar pensamientos, deseos, lo hacía con mi libreta, algo que nunca faltaba en mi bolso. Era mi forma de desahogo. Y aún hoy día, se me da mejor expresarme con la escritura que oralmente. No deja de ser una forma de comunicación.

V: ¿Por qué te parece necesario escribir sobre los Saharauis y el conflicto en el Sáhara Occidental?
DG: No es que me parezca necesario. Lo que creo es que todos los españoles tenemos un deber común con el Sáhara occidental, donde al parecer todo el mundo lo hizo mal. Lo quieran o no pertenece a la historia de España, a nuestra historia, y nuestra gente saben muy poco de lo que allí ocurrió, o tienen un concepto muy diferente de ello.

V: ¿Cuáles son las causas de este conflicto?
DG: Todo comenzó como una lucha contra la colonia española, después fue cuando España se retira y Marruecos inicia la ocupación, los Saharauis se sienten traicionados por el gobierno español. Llevan ya más de cuarenta años en espera de un referéndum que no llega. La causa principal de todo esto es la vulneración de los derechos humanos en la zona, las limitaciones sistemáticas de la libertad de expresión por parte de Marruecos. Por otra parte, miles de Saharaui viven en campos de refugiados, por lo que muchas familias llevan décadas separadas sin poder regresar a su país.

V: ¿Por qué decidiste que la protagonista de Duele decir adiós fuese española y no saharaui?
DG: En realidad, los nacidos en el Sáhara occidental en esa época, eran todos españoles, tenían D.N.I Español. La protagonista como todos los Saharauis se sentían españoles, nacidos en el Sáhara, pero española. Esta novela a pesar de que su protagonista es ficticia, está dentro de un contexto histórico real. Digamos que es la historia de muchas Fahla.

V: ¿Crees que se puede encontrar una solución al problema del Sáhara Occidental?
DG: Hasta hoy Naciones Unidas ha sido incapaz de dar solución, y el pueblo Sáharaui se desespera, y ve cada día más lejos sus reivindicaciones de autodeterminación. Pero la lucha continúa. Un conflicto que hizo y está haciendo mucho daño.

V: ¿Crees que la literatura puede llegar a cambiar el mundo? ¿Es esto lo que tratas de hacer con Duele decir adiós?
DG: La literatura puede hacer cambiar a muchas personas, es un desafío que puede cambiar nuestras vidas en un proceso de reflexión, y si puede cambiar a las personas también al mundo, son las personas quien lo controla. Duele decir adiós, no podrá cambiarlo, pero si hacer reflexionar a muchas de ellas.

V: ¿Qué les dirías a los lectores para animarles a leer Duele decir adiós?
DG: Duele decir adiós es una novela, donde algunos capítulos se lee con el corazón encogido, por la terrible injusticia que ha supuesto la política marroquí sobre el Sáhara occidental, desde la marcha verde hasta ahora. El horror de una protagonista o de muchas protagonistas que se sentían españolas. En un país donde preferían vivir bajo el régimen de Franco, que con el rey de Marruecos. Una historia basada en hechos reales que pone los pelos de punta. Los que hasta ahora la han leído, han dicho que engancha, que a pesar de su dureza no pueden dejar de leerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario