texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

miércoles, 29 de marzo de 2017

Rafael Pestano: "Los microrrelatos del libro son un homenaje a la sinceridad de las emociones"

Para nuestro autor Rafael Pestano, la escritura siempre ha formado parte de su vida, siendo la mejor manera de enriquecimiento personal. Pero no ha sido hasta Microrrelatos para Gloria cuando nuestro autor se ha atrevido a dar el paso a publicar. Un libro que apunta directo a las emociones del lector.

A continuación os dejamos con la entrevista a Rafael donde nos desvela los detalles de su nuevo libro y algunas pinceladas de sus próximos proyectos.



viveLibro (V): Rafael, ¿cómo surgió en ti el hábito de escribir?
Rafael Pestano (RP): Nada más sencillo. Escribir –también leer- siempre fue para mí un modo de enriquecerme y enriquecer el entorno. También era un modo de interpretar la vida de los otros. O de meterte en la vida de los otros. Es verdad que también experimentabas el placer de mostrar tus habilidades. Escribir es también un modo de mostrarte. Y siempre lo supe. Pero, por decirlo así, he estado aletargado durante mucho tiempo. La escritura nunca dejó de acompañarme, pero he retenido la publicación de mi obra creativa. Ahora llega el momento de publicar, sin temores. Y es un momento muy satisfactorio, hasta divertido, si se quiere.

V: ¿Qué es lo que van a encontrar los lectores en Microrrelatos para Gloria?
RP: Nunca me gustó hablar de lo que yo mismo escribo. Creo que es un error analizar tú mismo lo que creas. Quisiera que lo que escribo se leyera olvidando a quién lo escribió. Que cada lector incorpore -como sucede cuando se contempla un cuadro- su propia mirada, el peso de su propia vida. Sólo diré que en Microrrelatos para Gloria hay respuestas a preguntas que no se formulan. Pero estos microrrelatos son, por encima de todo, un homenaje a la sinceridad de las emociones.

V: ¿Por qué elegiste este título para tu libro?
RF: Fue casi lo primero que establecí en su arquitectura. Parece una razón hueca su sonoridad, pero no lo es para mí. Suena bien. Y evoca un proceso íntimo de autoafirmación, de duda frente a un espejo que tiene nombre de mujer. Relatas frente a ese espejo femenino.



V: ¿Qué es lo que más y lo que menos te ha costado a la hora de escribir este libro?
RF: Lo más difícil a la hora de escribir este texto ha sido articular o concebir estos textos como poemas o como relatos. Finalmente llegué a la conclusión de que ambas fronteras se cruzan. Desde siempre se ha relatado mediante versos, baste ver cómo la tradición oral –incluidas las grandes obras clásicas- se recordaban y transmitían en versos. Pero también es verdad que desde siempre los buenos relatos tienen valiosos tonos poéticos. Así que finalmente decidí relatar y mantener lo que creo que es un ritmo artístico transfronterizo. Dicho de otro modo, creo que estos microrrelatos cuentan y de algún modo poetizan. Lo más fácil ha sido escribir cada texto individualmente. Excepto algún breve detalle de finalización formal todos ellos fueron escritos del tirón. O digamos ejecutados. Tal vez de modo inconsciente los habías ideado ya.

V: ¿Qué otro proyectos tienes en mente?
RP: ¿Se cuentan los proyectos? Ja ja ja … Yo tiendo a ocultarlos. Pero es verdad que ya hay una obra poética escrita y preparada. A ver si tengo el arrojo de publicarla.

V: Dentro de esos próximos proyectos, ¿te veremos adentrarte en otros géneros literarios?
RP: Pues sí. Hay un par de obras de teatro casi terminadas y una novela que aventura buenas cosas. Ah, y otro librito que apunta maneras. Al menos tengo buenas sensaciones. Pero no quiero tirar las campanas al vuelo. Me gusta ser prudente. Ya sabemos lo que le pasó a Ícaro por atrevido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario