texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

jueves, 23 de marzo de 2017

Ángel Gutiérrez Sanz: "Me gustaría que 'Un libro para mayores' se viera como un homenaje a quienes tanto debemos"

Cuando pensamos en la vejez, ¿qué nos imaginamos?, ¿cómo nos gustaría vivir la nuestra?. Si bien es cierto que para muchos, el ritmo de vida que llevamos actualmente no nos deja mucho tiempo para pensar en un futuro a largo plazo, nuestro autor Ángel Gutiérrez Sanz nos invita en su nuevo libro Un libro para mayores a reflexionar sobre la vejez, no solo desde el ámbito científico si también desde una visión filosófica.

Sin duda se trata de un buen libro que no solo nos hará reflexionar sobre esta etapa de nuestra vida si no que hará que tanto los lectores que se encuentran inmersos en ella como los que de momento la ven en el horizonte vean esta etapa de la vida con ilusión.

Os dejamos a continuación con la entrevista a Ángel donde nos cuenta algunos detalles de Un libro para mayores.




viveLibro (V): Ángel, tras una amplia trayectoria en el mundo literario, ¿por qué decidiste escribir Un libro para mayores?
Ángel Gutiérrez Sanz (AGS): Aparte de que la literatura sobre la vejez es exigua y esta por sí sola podría ser una buena razón para escribir sobre la vejez, lo he hecho seguramente porque tengo una especial predilección por los colectivos marginados, por esta misma razón escribí también un libro sobre la mujer, editado recientemente por viveLibro. Yo pienso que en nuestro mundo cabemos todos y que todos somos importantes, no solamente los que son jóvenes y bonitos.

Pensé que no estaría de más ocuparse de quienes más lo necesitan y no cabe duda que a muchas personas mayores les acecha la sombra de la marginación y el desamparo. Me pareció buena idea también porque es un colectivo en auge que hay que comenzar a tener en cuenta, no solamente porque es numeroso, sino también porque los hechos nos demuestran cada día que su cooperación es cada vez más indispensable en nuestra sociedad.

Yo siempre digo que si los abuelos hicieran huelga en días señalados se paralizaría el país. Me gustaría además que este libro se viera como un homenaje de agradecimiento a quienes tanto debemos y “de bien nacidos es ser agradecidos”.

V: ¿Qué es lo que van a encontrar los lectores en este libro?
AGS: Este libro pretende ser un tratado serio en torno a la vejez, donde se abordan cuestiones de sumo interés y de rabiosa actualidad, solamente hace falta ver el índice. Al final quienes lean este libro se van a encontrar con una visión mucho más aproximada a la vejez que la que circula por ahí, por dos razones fundamentalmente una porque ha sido tratado con rigor científico y otra porque detrás de sus páginas están las experiencias de un jubilado, que se puede permitirse el lujo de hablar en primera persona de estos temas. Eso es lo que yo pienso. Otra cosa es que responda a las expectativas del lector y encuentre en sus páginas algo distinto a lo que yo he tratado de trasmitir.

De lo que sí estoy seguro es que quedará totalmente satisfecho por lo que se refiere a honestidad y sinceridad . De ello no me cabe la menor duda. 

V: ¿Por qué has decidido publicar Un libro para mayores en este momento de tu vida?
AGS: Yo creo que un viejo cuando escribe sobre la vejez de una forma o de otra lo hace siempre porque siente en ello algún tipo de complacencia. El tiempo que yo he estado escribiendo las páginas de este libro me he sentido aliviado. Es como si estuviera escribiendo mi autobiografía y esto se hace con cariño, de antemano sabía que ello me comportaría una cierta recompensa. Cuando se han cumplido muchos años, como es mi caso, el sentimiento y las razones afectivas pueden mucho.

Por esto no es de extrañar si digo que empecé a escribir este libro porque encontraba en ello un motivo de satisfacción personal aparte de que como he comentado anteriormente pensaba también que con ello estaba haciendo algo que podía resultar útil a los que se encontraban en mi misma situación.



V: ¿Y por qué elegiste este título?
AGS: No lo sé muy bien, pero lo hice seguramente porque me resultaba sugerente, era corto, sonaba bien y sobre todo porque desde el principio quería dejar muy claro quiénes eran sus destinatarios. Se necesitaba un indicador en las portada que de inmediato dejara claro que este libro podía resultar interesante para los hombres y mujeres que han cumplido muchos años o al menos que cualquiera que lo tomara en sus manos supiera sin más que había sido escrito pensando en ellos.

He de confesar que yo sufro mucho a la hora de poner título a mis libro o a mis artículos. Lo doy muchas vueltas y no acabo de quedar satisfecho. Digamos que no se me da muy bien esto de los títulos, reconozco que no soy ni imaginativo, ni original. Sé que en ello va en juego la buena o mala acogida que puedan tener, pero qué le vamos a hacer. Espero que esta vez haya acertado.

V: ¿Qué es lo que más y lo que menos te ha costado a la hora de escribir este libro?
AGS: Lo que más me ha costado ha sido la parte biológico–científica, destinada a definir qué es exactamente la vejez, cómo y por qué va apareciendo en nuestras vidas. Especialmente difícil me resultó enjuiciar y valorar las terapias que tratan de hacer reversible, en la medida de lo posible el proceso del envejecimiento o al menos frenarlo. Yo no soy geriatra y como podrán comprender los lectores al principio hasta la misma terminología me resultaba extraña e incomprensible.

En cambio me he sentido muy a gusto en los temas filosóficos, que son los de mi especialidad, como pueden ser los referentes al paso del tiempo, la filosofía de la vida, el arte de envejecer y muy especialmente al tratar la cara amable de la vejez. Con toda sinceridad he quedado satisfecho con mi visión optimista de la vejez y con ello lo que yo intento conseguir es sembrar un poco de ilusión en el corazón de alguna de las personas que lean este libro, sólo por eso hubiera merecido la pena escribirlo.

V: ¿Tienes otros proyectos literarios en mente para seguir aumentando tu trayectoria literaria?
AGS: Claro está, yo sigo teniendo proyectos en mi mente y mientras pueda así será. Me gustaría morir de pie como los árboles. Una de mis insistentes recomendaciones para mantenerse joven de espíritu es precisamente esta, levantarse cada mañana ilusionado porque hay algo que te espera y que si no lo haces tú nadie lo hará jamás. Esto te da unas fuerzas increíbles e incrementa tu autoestima. Por eso tendré siempre algo entre mis manos. Cuando no pueda correr, caminaré y cuando no pueda caminar trataré de ir a gatas; pero inactivo nunca.

Mi proyecto más inmediato, en el que llevo trabajando algún tiempo, gira en torno a la posmodernidad, que sin ser un movimiento filosófico se le parece mucho. Estoy encantado y me está sirviendo para conocer mejor a las gentes que me rodean e insertarme mejor en la sociedad en la que me ha tocado vivir, con sus luces y sus sombras; pero a la que amo profundamente porque es la mía. Especialmente apasionante resulta el futuro que ya está aquí y el que falta por llegar que seguramente yo ya no lo veré aunque de alguna forma intuyo. Mi proyecto es ambicioso lo único que necesito es tiempo para llevarle a feliz término.

V: ¿Qué le dirías a los lectores para que se llevaran Un libro para mayores a casa?
AGS: A los que tienen ya muchos años les diría que a estas edades pocos placeres hay como la lectura reposada de un buen libro, pero si además se trata de un libro que puede ayudarle a mejorar la situación personal, entonces el libro se convierte en un aliado y amigo, por lo que no se debería dejar pasar la ocasión.

A los que todavía no son viejos tampoco les viene mal tener un libro así en casa e irse preparando para cuando llegue la ocasión. Una buena vejez decían los clásicos hay que irla preparando con tiempo y la verdad es que a todo el mundo le espera la vejez, si tiene suerte naturalmente y es precisamente lo que yo deseo a todos mis lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario