texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

jueves, 9 de marzo de 2017

Cómo detectar el acoso escolar en las aulas. Por Yolanda García

Cuántas veces a la salida del colegio de nuestros hijos, entre padres o hablando profesores y padres se han oído estas afirmaciones:

- “En el mío no pasa eso…”.
- “Yo no me he enterado que le haya pasado nada…”.
- “Simplemente eran bromas…”.

¿Cómo puede un profesor detectar casos de acoso escolar entre sus alumnos?. Hay bastantes signos que pueden indicarnos que un niño está siendo víctima de acoso escolar por parte de su/s compañero/s.



Por ejemplo, uno de los signos más evidentes se produce cuando un alumno que durante su etapa académica sacaba muy buenas notas y de repente comienza a bajar su rendimiento a causa de la ansiedad y el estrés constante. También puede ocurrir que comience a faltar a clase de forma injustificada o muestre dolencias físicas como dolores de cabeza, malestares estomacales, mareos, incluso volverse agresivo.

Y de la misma manera para encontrar al acosador entre los alumnos podríamos fijarnos en alumnos que insulten a los demás, que sean agresivos, falta de respeto hacia sus compañeros incluso a los profesores.

Herramientas que ayudan a los profesores a conocer a los alumnos: el socio grama.

¿Qué es un socio grama? Una herramienta al alcance de todos los profesores. Son representaciones gráficas donde el resultado nos informa de las relaciones entre grupos, a través de una serie de preguntas:

-  ¿Con qué tres personas te gusta más estar en clase?
- ¿Con quién no te sentarías en clase?

Desde mi opinión, sería ideal que los profesores realizasen este tipo de preguntas individualmente, hablaran con los alumnos. Una vez extraídos todos los datos que arrojan estas preguntas podemos observar qué niños están más solitarios de manera que nos lleve a una conclusión….. La etapa escolar es muy importante en nuestras vidas, y sufrir una situación de acoso puede marcarnos para toda la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario