texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

jueves, 22 de diciembre de 2016

Reseña de Spinoza, de Atilano Domínguez, por Abel Hernández


Escrita por Abel Hernández
Publicada en el diario La razón: viernes, 16 de octubre de 2015.
El canto del cuco

De vez en cuando ocurre que la hojarasca de la política y las cuitas y enredos de cada día impiden enterarse de acontecimientos verdaderamente importantes, de gran trascendencia cultural o histórica, que pasan desapercibidos. Sospecho que estamos ante uno de ellos. Por primera vez en España acaban de aparecer en un solo volumen, de mil páginas, las obras completas y biografías, con todo el aparato crítico y una larga e iluminadora introducción, de Spinoza, el pensador de origen español, precursor de la modernidad y uno de los grandes símbolos de nuestra cultura judeo-cristiana. Cuando los europeos vuelven a aparecer perdidos, no es mala guía. La monumental obra, editada por viveLibro, constituye una cuidada enciclopedia de la vida de Baruch Spinoza, sus ideas y su historia.




Ningún otro filósofo cuenta en castellano con un volumen similar. El autor, Atilano Domínguez Basalo, es gallego, estudió en Comillas y es doctor en Filosofía por Lovaina y por la Complutense de Madrid. Catedrático jubilado de la Universidad de Castilla-La Mancha, es uno de esos sabios escondidos, ausente de los focos de los famosos, que dedica la vida calladamente al pensamiento serio, ahora que la Filosofía decae en los planes de estudio. Maneja diez idiomas y ha traducido a Spinoza directamente del latín y del holandés. Spinozista reconocido internacionalmente, esta es la obra de su vida.

Pensador heterodoxo de origen sefardí, expulsado de la Sinagoga, proscrito durante muchos años por unos y por otros, Spinoza es un predecesor de la Ilustración y forma, con Descartes y Leibniz, la avanzadilla del racionalismo. Spinoza intentó introducir la razón en la religión y en la moral, y la ética en la política. Su ética es comparable a la de Aristóteles. “Sólo es libre -escribe- aquel que vive con sinceridad bajo la sola guía de la razón”. No es mal consejo en un tiempo en que las pasiones y emociones pasajeras se apoderan del pensamiento y de la política, y lo que priva es el espectáculo y lo banal, mientras se esfuma el pensamiento crítico.

“La paz -adelantó Spinoza, ahora que está tan amenazada- no es la ausencia de la guerra, es una virtud, un estado de la mente, una disposición a la benevolencia, la confianza y la justicia”. En momentos de crisis como este, los europeos deberíamos sentarnos entorno a Spinoza y escucharlo. Este extraordinario libro, Spinoza. Obras completas y biografías, nos ayudará a ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario