texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

viernes, 9 de diciembre de 2016

Miky Munilla: "Condenado a ser feliz ayuda a reflexionar sobre diferentes factores de la vida y lo que podemos hacer con ella"

Aprender de la vida, vivir lo que realmente sentimos, es algo que deberíamos hacer todos los que estamos en esta vida y para nuestro autor Miky Munilla entre esas cosas que quería hacer estaba la de escribir un libro, un libro con personajes peculiares pero que fuese real y esto es lo que ha conseguido plasmar en su libro Condenado a ser feliz, una novela que nos cuenta la vida de Ángel, su protagonista y todo lo que está "condenado" a vivir con las dificultades que ello supone.

A continuación os dejamos con la entrevista a Miky Munilla en donde nos cuenta más detalles sobre esta su primera novela y sobre lo que próximamente podremos encontrar de él.



viveLibro (V): Miky, ¿cómo surgió en ti la idea de escribir?
Miky Munilla (MM): Soy un individuo de corazón inquieto que late de manera diferente, me fascina emprender sueños y soy amante del instante vivo. Llevo la mitad de mi vida dedicada profesionalmente al mundo creativo y la otra mitad la reservo para sentir y compartir una vida intensa. Tras las huellas del camino he ido dejando paulatinamente una pequeña estela de colores bajo la esencia de la música, la fotografía, las artes plásticas o la literatura. Esta última viene acompañada por diferentes referencias sociales, letra para canciones, poemas o pequeños relatos a golpes de ilusión hasta que un día sin más, se alinearon los planetas con la energía y el descaro suficiente para poder escribir esta novela.

Hace algún tiempo rondaba en mi cabeza la idea de poder centrarme en escribir una historia real sobre personajes singulares. Creo que la vida de cualquiera de nosotros es una vida única, donde podemos aprender si queremos, de nosotros mismos para comenzar así una vida propia. Cada corazón bombea sus propias necesidades. Todos partimos de los mismos miedos y queremos conseguir los mismos objetivos pero es nuestra decisión elegir el camino hacia “Vive lo que sientes para sentirte vivo”. Necesitaba escribir una historia real que hablara de la simpleza de la vida y la facilidad con que la complicamos entre todos.

V: ¿Qué van a encontrar los lectores en Condenado a ser feliz?
MM: Los lectores se van a encontrar con una distendida novela que narra las peripecias de Ángel, un peculiar personaje que va descubriendo a medida que pasan los años su condena a vivir en el presente. Por un lado aprende de su pasado y aunque no se arrepiente de nada de lo que ha vivido, no siente ni apego ni ataduras hacia lo sucedido durante el tiempo transcurrido, un tiempo que sin embargo está sembrado de recuerdos imborrables. Por otra parte su futuro lo toma como una consecuencia de su presente por lo que no le presta demasiada atención.

Sin apego a su pasado y sin pretensiones de futuro, el protagonista va siendo consciente de la extraordinaria diversidad que ofrecen aquellos momentos para desarrollar de manera innata, sorprendentes capacidades que desconocía. Unas capacidades útiles que podrán servir para desarrollarse como persona sin condiciones. No obstante, seguirá estando a merced de miedos e inquietudes cotidianas y tendrá que afrontar tomando decisiones muy particulares.

V: ¿Qué nos puedes contar sobre los personajes que aparecen en el libro?
MM: Todos los personajes que aparecen en el libro están creados desde la certeza del corazón que acompañan al protagonista a lo largo de su presente. Este baile de personajes certifica una manera de vivir de calado humanista, donde la libertad nace de una complicidad abrumadora.

La novela recoge momentos de diferente calibre sobre relaciones personales y situaciones emocionales que hacen reflexionar a la mayoría de ellos, salvo al misterioso personaje que narra esta historia real. A lo largo de los 30 capítulos que dividen la novela, el narrador muestra una serie de situaciones impuestas donde Ángel tendrá que lidiar cada día, para no renunciar a sus sentimientos.

V: ¿Este libro pretendes que sea de alguna manera una ayuda para los lectores que se encuentren en la misma situación que los personajes?
MM: Esta novela no es un libro de autoayuda, aunque ayuda a reflexionar sobre diferentes factores de la vida y lo que podemos hacer con ella. En cualquier conversación cotidiana encontramos una alternativa para decidir sobre cualquiera de nuestras inquietudes porque en el fondo todos buscamos lo mismo. La felicidad. Cada uno de nosotros tenemos un concepto muy distinto de ella aunque todos creemos saber lo que se siente junto a ella. Sin duda soy la primera persona en aprender de la percepción del protagonista ante el presente y sus beneficios para el corazón.

Para Ángel la felicidad nace precisamente del epicentro del instante, un lugar donde late su corazón, donde se encuentra realmente vivo y donde puede decidir sin tapujos su propia realidad. Sólo te podrás arrepentir de las cosas que no te hayas atrevido a realizar y por lo tanto creo que la novela “condenado a ser feliz”, puede servir de inspiración para todos los lectores.

V: ¿Qué ha sido para ti lo más fácil y lo más difícil de escribir Condenado a ser feliz?
MM: A parte de poder encontrar el tiempo necesario para escribir un libro de medio kilo, creo que lo más difícil fue enfrentarse a una página en blanco. Cuando tienes tanta información e ideas acumuladas en la cabeza, es laborioso canalizar todas ellas y pretender además que tengan algo de sentido, es tan importante lo que se cuenta en una historia como lo que no se cuenta. Por otro lado lo más fácil creo que ha sido identificarse con el personaje y dejarme llevar a través de los canales de su corazón.

V: ¿Tienes algún otro proyecto literario que podría ver la luz próximamente?
MM: En este caso seguiré el sendero de Ángel y disfrutaré plenamente de mi presente con la clara intención de poder escribir algún día, la continuación de la vida de este peculiar personaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario