texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Cómo crear tramas de acción para tu novela

Una de las partes más complicadas de todo escritor a la hora de ponerse a escribir su novela es identificar las tramas que se van a desarrollar a lo largo del libro. Al sentarse delante del ordenador y empezar a escribir es posible que a partir de una simple frase, empiece a desarrollar toda la historia o puede ocurrir que en ese mismo momento no tenga claro como empezar.



Las tramas que se tratan en libros y películas pueden separarse en dos tipos diferentes. Aquellas tramas que se basan en un objeto externo que es el que va guiar toda la historia, llamadas tramas de acción, y las tramas que se basan en el conflicto interno que se desarrolla entre personajes, denominadas tramas mentales.

En este post vamos a centrarnos en el primer tipo mencionado tratando de explicar tres de las tramas de acción más usadas:

1. La búsqueda:  En las tramas de búsqueda, la motivación del personaje es lo que va a marcar la búsqueda del objeto en sí. Se basan en historias interiores que son la verdadera razón que llevan al personaje a buscar el objeto externo. Como por ejemplo puede ser cumplir una promesa. El objeto buscado es siempre un tesoro, un premio o la búsqueda del hogar.

2. El rescate:  El objeto externo es un objetivo que se encuentra fuera del personaje y que normalmente se basa en la liberación de un individuo. Normalmente, el rescatador tiene que renunciar a algo para conseguir cumplir con su objetivo

3. La venganza:  La venganza tiene como objeto externo el tomarse la justicia por la propia mano. La sangre que se derrama en un acto de venganza puede llegar a ser comprendido por el lector, no se ve como algo negativo. En estas historias los personajes suelen ser oscuros y la trama suele acabar en tragedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario