texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

lunes, 11 de julio de 2016

Entrevistamos a Juan Méndez Aspano, autor de "Manuel, el chico del alba"

¿Conoces a Juan Méndez Aspano? Una de nuestras nuevas incorporaciones y que presentará Manuel, el chico del alba en septiembre. ¿Os apetece conocerle un poco mejor?




Vivelibro: ¿Por qué decide Juan Méndez Aspano ponerse a escribir?

Juan Méndez: Desde hace muchos años escribo, unas veces guiones cinematográficos para cortos, otras cuentos breves, relatos cortos, algunas novelas. Quiero decir que desde los 18 años estoy escribiendo, pero sólo ahora he tenido la oportunidad de publicar lo escrito.

(V): ¿Qué pueden esperar tus lectores de esta obra? ¿Cómo la definirías con una sola palabra?

(JM): Es una novela para el entretenimiento, sin pretensiones, tan solo hacer pasar un buen rato al lector.

(V): ¿Podemos encontrar en Manuel algo del escritor?

(JM): Sí, desde luego que sí. Dado que las experiencias vividas permanecen en el escritor toda su vida, y la capacidad para expresarlo es lo que conforma la personalidad de los sujetos que describe.

(V): ¿Tienes alguna manía a la hora de escribir? ¿Algún tipo de ritual? 

(JM): Suelo escribir tres o cuatro folios al día.

(V): ¿Qué esperas de esta novela? ¿Cuál es el mensaje que buscas transmitir?

(JM): Pretendo que los lectores que lo desconozcan descubran a través de la mirada de un niño el mundo que le rodea. Sin adornos, sin artificios, viendo su mundo de la forma más sencilla y clara, como él lo percibe.

(V): ¿Estás trabajando en nuevos proyectos? ¿Dónde te podremos ver en el futuro?

(JM): Tengo verdadera pasión por escribir. En la actualidad estoy trabajando en dos nuevas novelas de tema dispar, y mi pretensión es seguir con novelas de todo género, de aventuras, de recreación histórica, de crítica social, etc. En cuando a donde me podréis ver, lo desconozco, pero vuestra imaginación es tan grande como la mía, así que vosotros mismos lo podéis imaginar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario