texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

martes, 19 de julio de 2016

Cinco formas de perder un libro

Un libro es un compañero, un amigo, una fuente inagotable de historias que siempre está a nuestro lado, pero, ¿me vais a decir que nunca habéis perdido uno? Eso no os lo creéis ni vosotros. Pero como queremos ser buenos con vosotros y compartir nuestro conocimiento sobre el tema. En el post de hoy os vamos a explicar cinco formas de no volver a ver una obra literaria, para que así no lo hagáis ni una vez más.




Dejárselo a un amigo 

Todo el mundo sabe que los amigos son para toda la vida, pero jugársela a dejarle esa novela que tanto te gusta y poder romperla… No sé yo. Además, todos sabemos que cuando le prestamos algo a alguien que queremos no suele devolverlo y ser un pesado para que lo haga tampoco suele ayudar. 

Olvidarlo en el transporte público

¿Cuántas veces nos hemos dejado olvidadas cosas en el transporte público? Ya no solo libros, sino algún cacharro tecnológico, algo de ropa o lo que sea. Si es que vivimos en un mundo en el que vamos con prisas de un sitio para otro, y así no puede ser.

Nos han perdido la caja de literatura en la mudanza

Esto puede parecer algo que ocurre muy poco, pero nada más lejos de la realidad, ya son unos cuantos los que han sufrido en sus carnes. En todas las mudanzas se pierden cosas, y como el profesional que la realice sea un amante de la literatura, igual es un poco despistado con algunas cosas…

Muchas estanterías y no seguir ningún criterio para ordenar los libros

Somos muchos los enamorados de la literatura, y una cosa común que tenemos todos es que almacenamos todas esas historias que hemos leído, y muchas otras que no sabemos si llegaremos a leer en algún momento de nuestra vida. Pero claro, cuando son pocas, da igual el orden porque no tardaremos mucho en encontrar ninguna de esas maravillosas obras, pero cuando los libros se cuentan a miles.

Un perro cerca

Los perros son los seres más cariñosos que existen, son bondad por encima de cualquier cosa, pero no les pongas a prueba dejándoles un suculento manjar de celulosa a su vista. Hay cosas que son superiores a cualquier amor que te puedan profesar.

¿Tu has sufrido alguna de estas causas en tus carnes? ¿Qué harías para remediarlo? ¿Has perdido la amistad de alguien por ello? ¿Has llegado a mirar mal a tu perro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario