texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

miércoles, 22 de junio de 2016

¿Qué puedes hacer en una cafetería mientras se enfría un café?

La literatura son pequeños momentos, instantes en los que una idea surge en nuestra mente, toma forma y empieza a unirse con otras hasta formar una telaraña de historias que acaba dando a luz a un precioso retoño pero, ¿sabías que muchas de esas acciones se pueden realizar en el tiempo en el que se enfría un café? Por ello desde viveLibro hoy vamos a comentaros las cinco cosas literarias que puedes hacer en una cafetería mientras se enfría un café.





1. Leer un relato: ¿cuánto tiempo puedes tardar en leer un buen relato? Minutos, en este género si breve dos veces bueno y la habilidad para poder narrar historias en pocas palabras solo está presente en muy pocas plumas. Aunque, por otro lado, si te metes en una buena historia estoy seguro de que cuando vuelvas a mirar tu bebida estará muy fría.

2. Anotar ideas para tus historias: antes teníamos que caminar con un cuaderno y un bolígrafo para poder apuntar todas las ideas que circulen por tu cabeza, mientras que ahora con los teléfonos móviles podemos apuntar todas las tramas que recorran nuestra mente. ¿Sabes que J.K. Rowling apuntó lo básico de Harry Potter en un tren?

3. Escribir una historia breve: como decíamos en el primer punto, los relatos más cortos son los que más satisfacción da escribir. Los microrrelatos encierran tramas impresionantes en muy pocos caracteres, incluso en algunos tweets podemos encontrar este tipo de historias. ¿Por qué no vas a poder escribirlos tú?

4. Imagina historias sobre la gente que te rodea: mira a la gente, sus caras, su cuerpo y sus movimientos. ¿Sabes que detrás de cada uno hay una historia? Algo que les ha llevado a estar en el mismo punto en el que estás tú sentada. ¿No te gustaría conocerla? Sí, pero no puedes porque no vas a levantarte y acudir hasta ellos para preguntarles, así que puedes imaginártelas, trazarla en tu mente e incluso escribirla en la servilleta.

5. Ver el tráiler de una nueva adaptación literaria en el cine: si estás más cansado y no te apetece ponerte a escribir o pensar en historias, quizás puedas dejar vagar a tu mente simplemente disfrutando del último trailer que se ha publicado de la adaptación cinematográfica de esa novela que te has leído y te ha encantado.

Estas son algunas de las acciones que puedes realizar en una cafetería mientras tu café se te queda frío. ¿Alguna vez te has visto en esta tesitura? Seguro que sí, todos los amantes de la literatura lo hemos hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario