texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

jueves, 26 de mayo de 2016

Alimentos favoritos de famosos escritores

Todo el mundo sabe que inspirarse es más fácil si tienes a tu alrededor el aroma de una buena comida que te ayude a evocar recuerdos, historias o cualquier sentimiento que puedas volcar en una historia. No solo te pasa a ti, sino que es algo que muchos escritores de sonado renombre han utilizado para crear sus más famosas obras. Hoy, desde viveLibro, queremos contarte los alimentos favoritos de grandes autores que les ayudaron a crear sus novelas más famosas. ¿Te vienes?





1. Agatha Christie era toda una damisela inglesa, con un gran sentido patriótico, razón por la que colaboró como enfermera en varias guerras, oficio en el que aprendió todo lo que sabía sobre los venenos y terminó volcando en sus novelas. Mientras se sentaba en su mesa y se ponía a escribir, siempre tomaba scones con crema Devonshire. Vaya manjar, ¿verdad?

2. Victor Hugo encontraba la inspiración en los huevos crudos. Podemos decir que era una especie de Rocky comiendo todas las yemas día tras día. Igual le sentó muy mal un día la comida y por ello creó Los miserables, esa historia tan triste y bonita al mismo tiempo.

3. Honoré de Bolzac parece que tenía serios problemas para lograr mantenerse despierto, aunque me apuesto lo que queráis a que también los tenía para conciliar el sueño por las noches, y es que, algunos días llegó a tomarse más de cincuenta tazas de café. Si sus manos escribían tan rápido como latía su corazón podemos entender por qué tiene tantos libros.

4. Stephen King es el autor más goloso de todos los que tenemos aquí. No puede resistirse a tomar tarta de queso y, cuenta la leyenda, que mientras escribía IT devoró docenas y docenas de estos pasteles, no obstante, la novela es muy larga.

5. Lovecraft, uno de los autores por excelencia del género del terror, tenía un antojo culinario que daba mucho menos miedo: los espaguetis. ¿Os lo imagináis comiendo este plato mientras que en su mente se preparaban sus relatos más terroríficos? Qué miedo.

Estas son las comidas favoritas de algunos de los autores más importantes de la historia de la literatura. ¿Te identificas con alguno en términos alimenticios? ¿Cuál es esa comida que tu no puedes parar de comer mientras escribes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario