texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

jueves, 14 de abril de 2016

¿Cómo construir un buen personaje literario?

El otro día os contamos lo difícil que era conseguir crear un villano a la altura, que había una serie de características que tenía que reunir si queríamos que a los lectores les gustase y quisieran saber más de él. Está claro que un antagonista imponente y con presencia es imprescindible, pero no podemos olvidarnos de que los protagonistas son también imprescindibles.



Así que, ¿cómo podemos crear un buen personaje principal a la altura de tu novela?


Un buen nombre: tienes dos opciones, puedes llamar a tu personaje con un nombre común si quieres identificarlo con una persona normal, o puedes buscar un nombre más épico si lo que buscas es convertirle en un héroe, y no, es difícil que el protector del mundo se llame Paco.

Una historia detrás: es importante dotar a nuestros personajes de una cierta mochila de experiencias. ¿Por qué actúa así? ¿Por qué busca lo que quiere? También puedes jugar con el misterio e ir desvelando estos detalles poco a poco. Ya verás, el lector se quedará totalmente enganchado a su historia.

Motivación: es muy importante que el protagonista tengo un objetivo en la vida. ¿A dónde quiere llegar? Responde esta pregunta antes de crear el personaje, ya que con base en esto tienes que construir el resto de la trama.

Carisma: puede parecer una tontería, pero dotarle de carisma es imprescindible. Tienes que lograr que tu personaje sea especial, que tenga algo con lo que cautive a los lectores. Tienen que desear seguir leyendo cada página porque se identifiquen con el personaje.

Algo que le haga especial: por último, nuestro consejo es que tu personaje tenga algo que lo haga distinto al resto. ¿Por qué lo has elegido como protagonista? ¿Por qué no podía ser el protagonista ese personaje secundario con el que tanto interactúa?

Hasta aquí nuestros consejos para construir un buen personaje protagonista. ¿Qué te han parecido? ¿Los has aplicado alguna vez? ¿Tienes algún consejo más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario