texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

miércoles, 27 de abril de 2016

Cinco consejos para afrontar la misión de escribir un libro

Escribir un libro no es algo que pueda hacer cualquiera. Escribir es para gente romántica, es para gente creativa, es para gente que no se cansa nunca de soñar, pero tener estos atributos no te aseguran poder afrontar el reto de escribir una historia. 




Hay un elemento mucho más importante: para escribir un libro lo más importante es la constancia. ¿Recordáis eso de «el éxito es 90 % transpiración y 10 % inspiración»? Pues no hay mejor espacio para aplicarlo que este. Por ello, desde viveLibro queremos darte una serie de consejos para que puedas afrontar esta ardua tarea:





1. Ten un horario de escritura: puede parecer una tontería, pero si consigues crearte una rutina de escritura podrás sobrellevar mejor todos los baches que te encuentres en el camino. Necesitas que tu cuerpo se acostumbre a sentarse frente a la pantalla o el folio y dar rienda suelta a tu imaginación. Que sí, que la inspiración llega cuando menos se la espera, pero eso no quita que podamos intentar entrenarla.

2. Si un día no consigues avanzar, no te desesperes: es mejor tirar a la basura tres o cuatro líneas que no haberlo intentado. La constancia es uno de los valores más importantes. Nadie se imagina cómo va a ser escribir un libro antes de intentarlo.

3. Fuera distracciones: hoy en día tenemos estímulos por todas partes. Móvil, televisión, ordenador, familia… Cualquier cosa puede estropearnos nuestro momento de concentración. Si pierdes el tiempo con ellas puede que esa idea mágica nunca llegue a aparecer. Es imprescindible que cuando te pongas manos a la obra te mentalices de que no vas a distraerte con nada.

4. Visualiza la meta: cuando llegue ese momento el que el cansancio pueda contigo, en el que no creas que tu novela es buena o simplemente te apetezca dejarla, frena un momento y medítalo. Visualiza la meta, a ti, poniendo el punto y final a esa historia que has rumiado en tantas ocasiones.

5. Disfruta: por todo lo que hemos dicho en estas líneas puede parecer que escribir es un martirio, pero no. Es un trabajo sacrificado, pero muy reconfortante. Es como tener un hijo, es decir, con ella tienes un tesoro. Disfruta del proceso, nútrete del paso de los capítulos. Vas a dar luz a una nueva vida.

Estos son nuestros consejos a la hora de escribir una novela. Aplícalos y cuéntanos los tuyos. Cuanto más sepamos, mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario