texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

jueves, 3 de diciembre de 2015

Seis consejos que debes evitar a la hora de escribir

Siempre que empezamos algo nuevo, solemos pedir ayuda y buscar consejos. Últimamente internet es el medio más usado para ello. Pero hay que tener mucho cuidado porque una de las ventajas, o inconvenientes, de la red es que cualquiera puede escribir sobre lo que quiera. Existen miles de post que intentan dar consejos al nuevo escritor, pero ¡cuidado!, no todos los consejos son correctos. Hoy te tramos los 6 consejos que te deben entrar por un oído y salir por otro.



1.- ¿Cuáles son las mejores ideas?: Las primeras. De este tipo de consejos está también la clásica frase de: ‘’sigue tu instinto’’. Elabora una lista con las ideas que se te vayan ocurriendo. Una vez tengas la lista, estúdiala y quédate solo con las mejores ideas. Te darás cuenta de que NO siempre la primera es la mejor, de hecho, la primera suele ser la más floja y simple. No pierdas la ocasión de mejorar la primera idea, ni de querer perfeccionarla.

2.- Lo que más importa es la historia. ¿Seguro que lo más importa es el qué y no el cómo? Estamos de acuerdo en que la historia importa pero tanto forma como fondo son necesarios para tener un buen resultado. Olvídate de todo eso que dice que lo importante es enganchar al lector sin importar como lo hagas. Tienes que cuidar esos detalles, pero también la manera en la que escribes y cuentas las historias. Ten en cuenta que cuando el lector se adentra en tu historia y se cree parte de ella está siguiendo una prosa fluida, en el momento que vea un error o una falta de coherencia esa unión con la historia quedará interrumpida.

3.- El verdadero escritor escribe sobre ficción. La buena escritura y las ganas de atrapar al lector no deben limitarse solo a la narrativa. Ese deseo por contar algo puede venir en cualquier forma, en este caso, en cualquier género. Escribe cómo quieras y sobre lo qué tu decidas, somos muchos y como se suele decir ‘’para gustos, los colores’’.

4.- Escribe igual que hablas. Es cierto que tienes que escribir de una manera cercana para llegar al lector, pero no puedes escribir exactamente igual que como hablas. El lenguaje escrito funciona de manera diferente. Muletillas, repeticiones, pausas…nada es igual y eso tienes que tenerlo en cuenta. Piensa que te va a leer gente muy diferente y que tienes que usar palabras y estructuras que se adaptan a todo tipo de lector.

5.- Escribe sobre lo que sabes. Si solo sé sobre la Guerra Civil, ¿siempre voy a tener que escribir sobre ella? Error. Puedes optar por escribir sobre aquello que te gusta y de lo que sabes o sobre algo de lo que no tienes ni idea pero que siempre ha llamado tu atención. Puede ser una buena manera de documentarte y aprender sobre un tema que siempre ha sido de tu interés o que creas que puede interesar a otras personas en ese momento.

6.- Escribir únicamente para vender. Olvídalo. Escribe el día que sientas que tienes algo que contar, el día que creas que tus ideas tienen que ser leídas por otras personas porque les van a aportar algo: conocimiento, diversión, emociones… Nunca tengas como único objetivo el número de ventas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario