texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

martes, 27 de octubre de 2015

¿Serie, saga o libro autoconclusivo? Conoce las diferencias

Muchos escritores que comienzan a escribir un nuevo libro se enfrentan a esta gran pregunta. Muchas veces, decidir cómo de largo va a ser un libro antes de escribirlo puede ser clave. Podemos pensar en escribir un único libro, una saga o incluso una serie. Si nos decantamos por las dos últimas es porque hay mucho que contar y tenemos una estructura muy clara. Si optamos por un solo libro es porque queremos mantener la estructura (planteamiento, nudo y desenlace) en un solo volumen. Para poder responder a esta cuestión, primero hay que tener claro lo que es cada cosa.



1.- Libro autoconclusivo: Es aquel que empieza y termina en un único volumen. Es decir, que tiene una introducción, un nudo y un desenlace. Éste último es lo suficientemente cerrado como para que el lector no tenga la sensación de que le han dejado la historia a medias. La principal ventaja de este tipo de libro es que no tendrás que preocuparte de que la editorial no lo vea claro si luego están obligados a seguir publicando libros. Pero claro, sí es verdad que por mucho cariño que les tengas a los personajes, a los escenarios, o a la historia, tendrás que decirles adiós. Porque es un libro único. Aunque a pesar de elegir la opción de libro autoconclusivo, siempre puedes tener en cuenta que puede haber:

- Precuelas: Son aquellos libros que explican una historia previa a la del libro ya escrito. Normalmente se trata de explicar cómo eran los personajes cuando eran más jóvenes, cómo eran sus padres, o qué sucedió en el mundo para que luego las circunstancias llevaran a que se produjera la historia principal.

- Secuelas: En este caso, la historia que se explica es posterior a la de la novela principal. Ya sea a través de los hijos de los personajes, de los personajes secundarios, o del mismo u otros escenarios de ese mundo que has creado.

2.- Sagas: Las sagas son aquellos grupos de libros (trilogías, tetralogías, etc), que explican una misma historia que sólo se acaba en el volumen final. Las sagas son muy comunes en la literatura fantástica, e incluso en la histórica, ya que muchas veces explican historias tan complejas que no pueden contenerse en un único libro. A muchos nos gusta seguir las aventuras de aquellos personajes que nos gustan a través de muchas páginas de muchos libros, pero escribir este tipo de novelas también tiene sus contras. Y es que no todas las editoriales quieren publicar sagas, ya que se ven obligados a tener en cuenta que deberán publicarte varios libros independientemente del éxito que tenga el primero, o interrumpir la saga a medias, dejando a los lectores que la hayan empezado sin saber el final. Además ten en cuenta que las sagas son difíciles de escribir, ya que suelen tener tramas complejas y que debes ser fiel a tu propio estilo aunque pase el tiempo entre la escritura de un volumen y otro.

3.- Series: Las series son aquellos grupos de libros medianamente autoconclusivos que pese a que se pueden leer independientemente y a veces sin un orden establecido, tratan siempre del mismo tema o del mismo grupo de personajes. Es muy común que en este tipo de libros haya todo un grupo de personajes a los que conocemos, y que dependiendo del libro, sean unos u otros los protagonistas. Las series se han hecho bastante comunes en el romance paranormal. Pese a que este tipo de colecciones no tienen tantas desventajas como las sagas, ya que cada novela explica una historia relativamente independiente a las demás y que no implica seguir una cronología muy rígida, también tiene sus contras.

Para empezar, tendrás que idear tramas suficientes para todas las historias que quieras escribir. Por otro lado, nada obliga a tu editorial a publicar todos los libros, ya que no dejarán a ningún lector sin conocer el final de una historia.

Además, tampoco crea tanta necesidad de seguir leyendo tus novelas como las sagas. Éstas son solo unas pistas que pueden ayudaros a decidir qué tipo de historia queréis escribir. ¿Ya os habéis decidido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario