texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

lunes, 31 de agosto de 2015

Cómo escribir un microrrelato

El mes de septiembre ya está aquí prácticamente. Y después de unas merecidas vacaciones muchos os pondréis de nuevo a escribir y a dar rienda suelta a vuestra vena escritora para, de una vez por todas intentar cumplir vuestro deseo de publicar un libro o hacer vuestros primeros pinitos en el mundo de la literatura. Quizá empezar de cero a escribir una novela es un paso para el que no estéis preparados (podéis pensar) y quizá es mejor empezar por relatos cortos o por los conocidos microrrelatos que además podéis presentar a distintos concursos.



Hoy, desde nuestro blog, os vamos a dejar con algunas claves para que empecéis por estos últimos, por los microrrelatos, un género con el que también podéis comprobar si de verdad esto de escribir es lo vuestro o no.

El microrrelato es una historia tan breve que necesitarás pocas líneas para contar todo lo que sucede. Por norma general, el microrrelato tiene entre cinco y doscientas palabras. Quizás esto te resulte más complicado que escribir un texto largo. Por ello, si no es la primera vez que te lanzas a escribir y ya tienes guardado un texto al que has ido dando forma quizá ese texto largo te sirva para escribir uno más corto basándote en esa idea desarrollada en el primero.

Busca entre varios géneros. Ya que el microrrelato no es un género al uso y aparte de tu vena narrativa también puedes explotar tu vena poética y no tengas miedo a experimentar. Eso sí, lo único que tienes que tener en cuenta es que ha de ser una historia condensada, pero no quiere decir que tengas que resumir. El microrrelato puede ser el inicio de una gran novela, por ejemplo, una historia en la que sea el lector el que pueda continuarla.

Dale al lector algo en lo que pensar y una buena forma de hacerlo es utilizando un giro final. Otro truco que también puede funcionar para tu microrrelato y que te hará ganar espacio al contar tu historia es utilizar personajes conocidos dándoles un nuevo final o una nueva historia, de esta manera el lector ya lo conocerá y no tienes que andar explicando quién es. Sobre todo, lo más importante a tener en cuenta es que lo más seguro es que no te salga a la primera.

Por lo tanto tendrás que darle varias vueltas hasta que consiga convencerte pero no te desanimes esto también forma parte del proceso.

Esperamos que estos pequeños pasos os animen a escribir vuestros propios microrrelatos y que en próximos concursos que organicemos nos los hagáis llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario