texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

martes, 30 de junio de 2015

Otros cuatro errores a evitar al escribir tu novela

Desde la editorial viveLibro queremos que todos nuestros autores (y los futuros) escriban las mejores historias posibles, y para ello es necesario evitar los típicos errores que se cometen al ponerte delante del ordenador y empezar a teclear. Todos los novelistas, sin excepción, tienen algo en común y es que todos escribieron una novela por primera vez. Y todos ellos, como humanos que son, han cometido errores al hacerlo. En nuestro blog ya os comentamos cuatro errores a evitar a la hora de escribir, y hoy os dejamos con otros cuatro errores a evitar para ponéroslo mucho más fácil y que el proceso sea más sencillo. Nunca es tarde para corregir, además como dice el refrán: rectificar es de sabios.



ERROR Nº 1: la historia no arranca: El autor tiende a recrearse al inicio de la historia contando como el personaje se despierta, se hace el desayuno, se vista… así hasta que pasa algo relevante que le arranca de su mundo y le hacia vivir la aventura de su vida… aventura que el lector nunca conocerá porque abandono la lectura en la página diez, cuando le irrelevancia se le hizo insoportable. El inicio es lo más importante porque es lo que engancha a lectores y editores. Dedícale más tiempo, crea un conflicto con consistencia que cree la suficiente expectativa al lector como para que pase del primer capitulo. 

ERROR Nº2: confundir realidad con verosimilitud: El mundo está plagado de coincidencias asombrosas. Pero un escritor no puede permitirse el lujo de dar por sentada la credulidad de sus lectores. Está obligado a crearla. Un autor literario debe crear un mundo en el cual sucedan las cosas más extraordinarias de manera que el lector se las creas. Las obras del azar y los caprichos del destino deben estar justificados o no serán aceptados de forma natural. ¿No has escuchado nunca eso de que la realidad siempre supera la ficción? Pues es cierto y el lector lo sabe. Por eso, al escribir una novela, procura que suene verosímil, que no sea realista.

ERROR Nº3: sermonear al lector: Posiblemente hayas llegado a la conclusión de que escribes porque tienes algo que contar, o quieres transmitir algo al mundo: tu forma de sentir, actuar, pensar o de ver la vida. Pues malas noticias: al lector de una novela no le interesa para nada tu punto de vista ni sobre la vida, ni sobre todo lo demás. Algún día, cuando tengas la confianza y el respeto de la gente, eso será posible, pero para empezar el primer paso es: no aburrir. Para ellos debes estar inmerso en la historia, porque los sermones no ayudan al lector, de hecho, harán que se cierren en banda.

ERROR Nº4: un mareante punto de vista: Este error es uno de los que más desapercibidos pasan, se les pasa a escritores, lectores, correctores y editores. Es el error que consiste en estar dentro de la cabeza de un personaje y posteriormente estar dentro de los pensamientos de otro. Es cierto que el narrador puede ser omnisciente y saber lo que sucede en cualquier lugar, momento y lo que pasa por la cabeza de cualquier personaje. Pero una vez que entras en la cabeza de uno, tienes que seguir ahí. De esta manera evitas marear al lector si saltas de un pensamiento a otro. Recuerda: el lector necesita identificarse con un punto de vista y tener un referente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario