texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

miércoles, 29 de abril de 2015

Los términos del libro (I)

Todo escritor, amante de la lectura, aquellos que se inician en este mundo o quienes lo vuelven a retomar sienten una gran pasión por todo lo relacionado con la literatura y todo lo que engloba el universo del libro. Sin embargo, si queremos ponernos un poquito más técnicos y, sobre todo, dominar como está mandado el universo literario es necesario conocer algunos términos concretos. Y aunque no sea necesario, nunca está de más aprender cosas nuevas, ¿no?



Por ello a lo largo de varios post de nuestro blog os iremos explicando y compartiendo (por orden alfabético) los principales términos que conforman los libros y el mundo editorial gracias a La fábrica de Libros, para que además de ampliar vuestro vocabulario podáis saber que se esconde detrás de un libro y del mundo editorial.

En esta primera entrega y, como comentábamos al principio, empezaremos con los principales términos y expresiones que encontramos en el mundo editorial que empiezan por A:

A contrafibra: Característica que puede tener una hoja de papel en el que las fibras van orientadas en su dimensión corta. 

A fibra: Las fibras se encuentran alineadas en la dirección de la dimensión más larga del papel. 

A sangre: Imágenes impresas que superan el borde del papel.

A todo color: Imagen en la que aparecen todos los grados y tonalidades de color de acuerdo con lo que le corresponde al sujeto reproducido en la realidad.

A una cara: Publicación impresa con páginas que solo contienen imágenes en una de las caras de cada hoja de papel.

Abanico: Forma de disponer los pliegos de papel para que se puedan contar mejor haciendo que las puntas o los lados se desplacen ligeramente respecto a los contiguos.

Abarquillar: Acción que produce una deformación curva del papel.

Abrochadora: Máquina de coser con alambre.

Acabado: Últimas operaciones que se realizan en el proceso de encuadernación del libro donde se incluye la decoración , la entrega, el bruñido final de la piel, etc.

Acaballado: Técnica de encuadernación con grapas de metal al cuadernillo.

Acanaladura: Canal. Media caña

Acercamiento proporcional: Reducción de espacio entre caracteres en función del crecimiento de su tamaño para compensar la sensación que dan los caracteres ampliados en cuanto a quedar excesivamente separados.

Acolchar: Acción de colocar una capa de material blando entre el cartón y el material que recubre las tapas de los libros. Tiene como objeto añadir al libro un tacto blando y agradable y se suele emplear en ejemplares de uso muy habitual. Tradicionalmente se han acolchado los misales y las agendas.

Acróstico: Composición geométrica o simbólica de un texto con un mensaje oculto entre sus letras.

Afinar: Colocar las tapas del libro de forma que la superficie que sale del cuerpo del libro sea uniforme en todos sus lados.

Ágata: Pieza pulimentada de este material, dotada de un mango, empleada para bruñir y dorar los cortes del libro.

Aguja: Herramienta de acero que se emplea para coser los pliegos del libro.

Agujeta: Arruga que se produce en el papel en la operación de plegado.

Alambre: Material utilizado en encuadernación para realizar la costura del mismo nombre. Los hay de varios tipos en cuanto a grosor.

Altura de carga: Puente de la guillotina.

Alzadora: Máquina que ejecuta la operación de alzar los pliegos automáticamente.

Alzar: Operación que consiste en colocar todos los pliegos de un libro uno a uno, ordenadamente, para proceder a su encuadernación.

Amedianar: Operación del tipo de encuadernación en tapa suelta consistente en adherir la tapa al cuerpo del libro.

Ángulo: Esquina de la tapa o cubierta de los libros. Alimentador: Sección de suministro del papel de una prensa alimentada por pliegos.

Alineación del texto: Disposición de los elementos que componen el texto de manera que exista una correspondencia exacta en la parte inferior o la parte superior de los caracteres.

Alisador: Instrumento con mango que tiene la misma forma del lomo del libro en hueco y sirve para rematar la forma de éste y ceñir la enlomadura.

Anilina: Tinte en polvo que, mezclado con agua o alcohol, se usa para jaspear distintas partes del libro, fundamentalmente los cortes, que se pueden pintar con colores lisos o combinados mediante pincel o algodón, o jaspear usando un cepillo que esparce la mezcla en gotas al frotarlo con una rejilla o regla.

Apaisado: Libro cuyo ancho es superior a la altura.

Apéndice: Material suplementario añadido al final de un libro o documento cuyo contenido tiene relación con el tema pero no es esencial dentro de la obra.

Anteportada: Hoja posterior a la de cortesía en la que se imprime el título del libro en caracteres abreviados o menores que en la portada.

Anteportada o Portadilla: Hoja anterior a la portada. Aunque puede ir en blanco se suele poner el título en caracteres más pequeños que los de la portada.

Apresto: Preparación a base de gomas que se aplica en el acabado de algunos papeles o telas. 

Área de la descripción: Cada una de las partes de una ficha o registro bibliográfico, compuesta por elementos que describen aspectos relacionados.

Arquear: Operación para dar una ligera forma convexa a las tapas o planos del libro, una vez encuadernado, dando presión con el bruñidor sobre los planos internos de las cubiertas siguiendo la dirección que va desde el lomo a la delantera. 

Arquillos: Hierros de dorar para el trazado de líneas curvas. Decorativamente se usan junto con otro tipo de hierros de motivos estilísticos más definidos. Se emplean también en diseños de carácter netamente geométrico.

Arreglo: Operaciones necesarias para alistar la prensa para imprimir el trabajo actual.

Asentar: Operación del dorado consistente en colocar los trozos de pan de oro sobre la zona a dorar, con una ligera presión para evitar su desprendimiento. De ello depende la fijación final del oro.

Aserrar: Operación que consiste en realizar, con la sierra, surcos en el lomo de los pliegos del libro preparado para encuadernar.

Atrape: Función aplicada a la imagen a nivel de preimpresión, se conoce también como de “encogimiento y extensión”.

Autoacercamiento: Función que tienen algunos sistemas de filmación en los que, automáticamente, se ajusta la distancia entre pares de letras específicos.

Autoedición: Sistema compuesto por un ordenador equipado con un software de composición y de compaginación y conectado con un dispositivo de salida, como puede ser una impresora láser. Este sistema permite al usuario mezclar elementos de texto y de gráficos para crear publicaciones. 

Azurado: Termino que sirve para describir los hierros o motivos decorativos que no están rellenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario