texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

lunes, 30 de marzo de 2015

Cuatro consejos para escribir tu libro en Semana Santa

Aunque la mitad de los españoles estén de vacaciones esta semana, si te dedicas a escribir quizá el término vacaciones no esté últimamente en tu vocabulario, sobre todo si estás inmerso en la escritura de tu libro. Dedicas cada minuto de tu tiempo a esa novela y las vacaciones dejaron de serlo hace mucho puesto que tienes mucho más tiempo para ti y para tu obra. Sin embargo, un periodo de vacaciones, sobre todo si compaginas tu labor de escritor con otro trabajo, puede ser el ideal para darle rienda suelta a tu imaginación y sacar adelante tu futuro best-seller.



Si has decidido irte de vacaciones de Semana Santa pero tu ordenador portátil va a ser tu mejor amigo aunque te vayas lejos de tu casa, desde viveLibro te dejamos cuatro consejos para conseguir que tu inspiración y las musas no te abandonen en este periodo y consigas avanzar.

1. Estás más relajado: Si has decidido irte de vacaciones a la playa o la montaña (o al pueblo) en Semana Santa y compaginas tu labor de escritor con otro trabajo, este periodo de “relax” te vendrá bien puesto que estarás desconectado de un trabajo y te centrarás exclusivamente en otro. El estrés no es un buen aliado para la mayoría de los escritores porque te bloqueas y no consigues avanzar. Al estar de vacaciones estás más relajado y esto permite que las ideas y lo que quieres contar fluyan mucho mejor.

2. Cambio de aires: Este punto está relacionado con el anterior. Las vacaciones nos permiten relajarnos pero si además nos vamos a otro sitio distinto y cambiamos de aires, seguro que nuestra capacidad para darle forma a nuestra historia mejorará e incluso nos permitirá dar un giro a nuestro libro que hasta el momento no se nos había ocurrido.

3. Tener acceso a nuevas situaciones: Si lo que nos hace falta es inspiración para nuestro nuevo libro, si todavía no hemos empezado a darle forma, quizá hablar con personas del lugar donde estamos de vacaciones, visitar sus lugares o descubrir sus rincones nos permitirán inspirarnos en nuevos personajes o lugares.

4. ¡Aprovecha para seguir leyendo!: La mayoría de las veces oímos que si no has leído lo suficiente no puedes lanzarte a escribir tu propio libro. Si todavía no tienes claro de qué va a tratar tu libro o si estás atascado en algún capítulo concreto… ¡sigue leyendo! Deja el ordenador por unas horas y continúa leyendo tanto libros que te encanten y ya hayas devorado mil veces como nuevos ejemplares. En ellos podrás encontrar también la inspiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario