texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

lunes, 1 de septiembre de 2014

Una vuelta al cole de 10 gracias a la lectura

Comienza el mes de septiembre y con él una carrera frenética para preparar la vuelta al cole de los más peques de la casa. Libros de texto, material escolar… después de las vacaciones toca equiparlos con todo lo necesario y poco a poco ir preparándoles para los madrugones y para volver a la rutina. Si este año queremos que nuestros hijos aprovechen al máximo el curso y saquen las mejores notas podemos ayudarles desde casa fomentando el hábito de la lectura con estos consejos.




La lectura ayuda a los más pequeños a ir formándose intelectualmente. Tanto si está empezando como si se encuentran en cursos superiores es muy importante que los niños vayan adquiriendo poco a poco este hábito lector y que cuando se vayan haciendo mayores no lo pierdan. Leer les ayuda a crecer y en el futuro les permitirá de estudiar de una forma mucho más eficaz y rápida gracias a la comprensión lectora.

Pero no solo es necesario que los más pequeños de la casa se adecuen a este hábito lector. Si nuestros hijos están en el instituto o en la universidad ser asiduos a la lectura fomentará su comprensión lectora y por lo tanto será mucho más sencillo para ellos ponerse a estudiar y sacar el curso adelante.

A continuación os dejamos con una serie de consejos para que niños, y no tan niños, adquieran ese hábito lector que tanta falta hace y que permitirá que este curso escolar sea de 10. Todavía quedan algunos días para que empiecen el colegio y es un buen momento para comenzar con esta práctica.

Los niños copian lo que ven: El fomento de la lectura en los más pequeños comienza en los adultos. En edades tempranas los niños imitan lo que hacen los adultos y si tus hijos te ven casi siempre en casa con un libro en la mano seguro que ellos también quieren uno. De esta manera será más fácil que los niños empiecen a coger el hábito de leer y cuando vayan creciendo será prácticamente una rutina.

Crear un hábito diario: Si lo que queremos es que nuestros hijos amen la lectura es imprescindible que creemos un hábito y para ello es necesario que lean un tiempo determinado todos los días. También es importante no obligarles ni castigarles a leer pues lo verán como algo negativo. Siéntate con ellos 10 minutos al día e interésate por su lectura para que vayan adquiriendo ese hábito.

Cuéntamelo con tus palabras: Otra opción interesante para que los peques vayan adquiriendo ese amor por la lectura y estén motivados es hacer que, una vez se hayan leído el libro, te lo cuenten a ti con sus palabras o lo representen como si fuese un obra de teatro. Esto permitirá no solo desarrollar su comprensión lectora sino también fomentará su creatividad.

Continuará…: Para fomentar la lectura en los peques puede ser interesante que lean historias con un final abierto y que continúen en otro libro, de esta manera ellos tendrán la necesidad de saber qué más pasa en esa historia y seguirán leyendo hasta que concluya.

Que sean ellos mismos quienes elijan: Durante estos días previos al inicio del curso escolar todavía son ellos quienes pueden elegir qué leer y no centrarse sólo en las lecturas obligatorias que les mandarán durante el curso. Si ellos mismos son quienes eligen su propia aventura, una que no les aburra, conseguiremos que se lancen a por otra en cuanto acaben.

Por otro lado, como comentábamos al principio, para aquellos miembros de la familia que ya se encuentran en el instituto o en la universidad, leer les permitirá mejorar su comprensión lectora y, por lo tanto, una mejora a la hora de estudiar.

Para mejorar nuestra comprensión lectora es importante elegir textos que sean de su interés que nos permitan retener mejor toda la información. Por otro lado cuando se enfrenten a un texto que tengan que memorizar es muy importante la memoria fotográfica. Subrayar, hacer esquemas y resaltar las partes más importantes del libro permitirá recordarlo todo de forma fácil y estructurada en la mente. Una vez terminado de leer el texto es importante que realicen sus propias conclusiones e incluso que se lo cuenten a alguien, esto permitirá saber si en realidad han memorizado todo lo que has leído.

No hay comentarios:

Publicar un comentario