texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

martes, 13 de mayo de 2014

¿Es posible leer al natural en las ciudades?

21ºC, ligero viento frío del norte y mujeres leyendo... Son las integrantes de The Outdoor Co-Ed Topless Pulp Fiction Appreciation Society (OCETPFAS), que se reunen todos los viernes en un rincón de las 341 hectáreas de Central Park, en Nueva York (Estados Unidos). La foto es de su blog y aha aparecido en "The Guardian", que ha realizado un reportaje en el que las chicas explican los motivos de su original movimiento.


Empujadas por la primavera boreal y porque el topless es legal en la Gran Manzana sus participantes no dudan destaparse en el parque más grande de Nueva York pidiendo más bibliotecas públicas. ¿Qué leen? De todo. Los tópicos abarcan todos los gustos y géneros, desde la ciencia ficción hasta los libros de historia.

OCETPFA se fundó hace unos años y la misión es "hacer de la lectura algo sexy", según cuentan en Facebook.

Al ser consultada por Alison Floyd, periodista de "The Guardian", A Andrews –una de la fundadoras del club– explicó que tener los pechos al aire en modo alguno resulta un problema. “No es más complicado leer en el parque con una mujer en topless al lado tuyo de lo que puede resultar tener a un hombre en la misma situación. Esto puede resultar tan atractivo y sexy; o no. No es que leamos más en nuestros encuentros de los que podemos avanzar encerrados en una habitación silenciosa. Pero no apuntamos a eso. Nuestras reuniones son más sociales y pasamos más tiempo charlando y discutiendo libros del que gastamos con la nariz metida en las páginas, leyendo”, completó A Andrews.

Aunque hay gente que rechaza su propuesta, cuentan ya con muchos seguidores y algunos de ellos fuera de Estados Unidos. En el Parque del Retiro de Madrid ya hay cursada una solicitud para ello. “Hace cuatro veranos, un amigo y yo hablábamos de la ley que permite a las mujeres ir en topless en los mismos lugares que los hombres. La mayoría de mujeres no saben que tienen ese derecho, así que para luchar contra la ignorancia y el miedo, creamos un club de lectura. Nos encantan los libros y pasar el rato con la gente que también los ama”, contó A Andrews a "The Guardian". En la actualidad las leyes de la ciudad de Nueva York permiten los “topless” tanto a hombres como a mujeres.

Una de las máximas del club literario es “hacer la lectura sexy” y vaya que lo cumplen. Eso sí, Andrews aclaró que el objetivo no es mostrar sus cuerpos, sino promocionar la lectura, aunque no parezca importarle las circunstancias.

La fundadora del grupo señaló que son poquísimos los hombres que integran OCETPFA, sin embargo, confía en que cada vez se le sumen más personas. También reconoció que en algunas ocasiones, los hombres se acercan con otras intenciones, es decir, con ojos libidinosos, aunque la mayoría le da su apoyo. “A veces algún transeúnte nos lanza una mirada sucia, pero la mayoría de las veces la gente se muestra entusiasta y nos dice que somos inspiradoras”, acotó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario