texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

martes, 25 de febrero de 2014

Un libro para sentir lo mismo que los personajes


Las nuevas tecnologías no dejan de sorprendernos y el mercado literario apuesta por ellas. En los últimos años hemos visto como avanza el modelo digital de esta industria, adaptándose a los dispositivos de lectura que se van presentando. Ahora, de la mano de estudiantes del MIT, nos llega un libro interactivo capaz de introducirnos aún más en la lectura.

Bajo el nombre de Sensory Fiction (ficción sensorial) se encuentra un proyecto en el que trabajan cuatro estudiantes del MIT: Felix Heibeck, Alexis Hope, Julie Legault y Sophia Brueckner, quienes presentaron este producto en un curso multimedia que usa la ciencia ficción para inspirar a la tecnología del futuro.

De este modo, se inspiró en The Diamond Age (La era del diamante) de Neil Stephenson, una novela postcyberpunk en la que el protagonista es un ingeniero que diseña un "manual ilustrado" capaz de adaptarse de forma dinámica a las circustancias que rodean al lector (en este caso Elisabeth). La otra obra en la que se basa es en The Girl Who Was Plugged In (La chica enchufada), de James Tiptree.

Para poder disfrutar de esta "lectura interactiva" hay que ponerse una especie de chaleco, el cual es capaz hacer sentir sensaciones parecidas a las de los personajes. Para conseguirlo utiliza temperatura, vibración, iluminación o música, produciendo al lector una respuesta física de lo que está pasando en la narración.

El libro incluye una serie de LEDs (sobre unas 150) que crean ese ambiente luminoso y gracias a unos sensores, sabe exactamente la página en la que estamos leyendo (activando el chaleco cuando sea necesario). En otras ocasiones hemos visto cómo se intenta que la experiencia de ir al cine sea más inmersiva. Me parece interesante que se siga esa línea en el campo de la lectura, aunque productos como el Sensory Fiction se sientan como una mera aproximación a lo que podría llegar a ser.

Más información en el Flickr de Sensory Fiction.

No hay comentarios:

Publicar un comentario