texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

lunes, 3 de febrero de 2014

Nuestro libro de la semana... "Peldaños al infierno"

Gabriel Rodríguez de las Heras ha conocido de cerca el mundo literario bien entrados los sesenta años. Durante su juventud colaboró activamente en revistas y seminarios técnicos y su vida transcurrió vinculada al mundo de la hostelería.

Cuenta en la actualidad con una veintena de manuscritos inéditos. La miel y la hiel fue su primera novela impresa y va ya por la segunda edición. Ahora presenta Peldaños al infierno y tiene ya lista la tercera, El desquite de Crispín Trabuco.

Son tres obras totalmente dispares: la primera es un drama rural de los años treinta, la segunda narra una tragedia amoral que se desarrolla en el medio urbano y la tercera es una tragicomedia con sentido del humor sutil.

“Peldaños al infierno” es un drama crudo protagonizado por Isabel, joven bella llena de resentimiento contra todo lo que la rodea, quien teniendo la vida resuelta y holgada por su matrimonio, cae en el sinsentido de enviciarse en unas relaciones lascivas, llenas de sexo desquiciado, alcohol y drogas. A partir de ahí, nada detendrá su caída, peldaño a peldaño, hacia el infierno; despreciará a los suyos, hijos incluidos; caerá en la molicie y la desidia; convertirá la busca de droga en el objeto de su vida y llegará a vender su cuerpo por desenfreno, indolencia e inquina hacia su entorno.

Diversos y curiosos personajes acompañan a Isabel: su padre, Antonio, machista, miserable, tirano, que sojuzga y esclaviza a su familia; dos Casto, sacerdote nada ejemplar; Víctor, jefe de Isabel, que la domina y tiraniza; Israel, camello y quinqui con quien ella trapichea; Andrea, simpática compañera de trabajo, toda ampulosidad carnal; Aguedita, otra compañera, aunque era tonta del haba, que se muere por cualquier varón; Miguel, esposo de Isabel, sufridor del desquiciamiento de su esposa; Rosendo, beato protervo en su esterilidad; Aurelio, ex presidiario salado rápido tirando de chaira; Eva María Elsa del Espíritu Santo, simpática puta al punto que ejerce en el paseo de Camoens; Laura, toda candor, y Josefina, servil en su humildad; don Marcos, varón engreído; Puri, empleada oronda, y Curro, Alfonsa, Eloy, Ceci, el Novamás, el Lejía… Todos ellos acompañan a Isabel en el derrumbe de sus valores y en su destrucción moral, bien incitándola a despeñarse, o aprovechándose de ella, o tratando de evitar su caída.

El pasado jueves, 30 de enero, presentó esta obra en la Biblioteca Municipal Central de Móstoles con una buena acogida. Si lo deseas, tienes las fotos del evento gracias a Raquel Boti Seoane, fotógrafa que colaboró con viveLibro en esta presentación.

Puedes comprar esta obra en la web de "Peldaños al Infierno" o en la página de Esebook, tu librería más cercana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario