texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

lunes, 3 de febrero de 2014

Crea un rincón de lectura en tu casa

Un rincón de lectura puede ser una gran opción para evadirnos de los problemas diarios y deleitarse con un buen libro.

El aspecto principal para crear este pequeño oasis es la ubicación, ya que de ella dependerá el silencio que obtendremos en nuestros descansos, entre otros. Intenta alejarte de la puerta de entrada a la casa, de la televisión o de la cocina, ya que éstos suelen ser los sitios más frecuentados en el hogar.

Busca buena iluminación dado que es fundamental para leer sin forzar la vista. Junto a un ventanal o un balcón sería la ubicación ideal para nuestro punto de lectura.

Sin embargo, debes fijarte también que la luz que entre no sea demasiado directa pues podría cansarte o, incluso, hacerte pasar calor en los meses de verano. Asimismo, hazte con una fuente de luz como lámparas de pie o de mesa para los momentos con poca o ninguna luz natural, las tonalidades cálidas de luz (naranja y amarillo) son mucho más cómodas para nuestros ojos que la iluminación totalmente blanca, no lo olvides a la hora de elegir las bombillas.

Para conseguir la mayor comodidad y aprovechar cada minuto del tiempo que estés en este rincón la elección del sillón es clave. Elige una butaca acolchada, mejor con reposabrazos para evitar acumular tensión en los brazos, y con una inclinación hacia atrás de unos 15º para relajar la musculatura de la espalda. Para mayor confort la mejor opción es colocar un reposapiés que, al elevar los pies, facilitan la circulación y la relajación.

El cojín es también un accesorio al que debemos prestar atención, ya que puede incomodarnos o completar nuestro espacio a la perfección. Si lees sentado es mejor elegir uno rectangular y colócalo en la zona lumbar, eso permitirá que tu espalda se mantenga recta y evitará dolores. Por otra parte, si tu postura es horizontal, refuerza el apoyo de las cervicales y las piernas con cojines cuadrados que has de colocar detrás del cuello y bajo las rodillas.

No hace falta mucho dinero ni mucho espacio para crear tu propio rincón de lectura, basta con una pequeña habitación o con un espacio despejado de alguna estancia -como por ejemplo el despacho o el dormitorio- en el que quepa un sillón y una mesa auxiliar para tener a mano tus libros o revistas.

Además, puedes incluir una planta en la estancia que te proporcionará bienestar y sensación de tranquilidad. Evita tener grandes relojes en tu campo de visión, así aprovecharás mucho más la desconexión y el descanso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario