texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

martes, 27 de agosto de 2013

Lo que nadie te ha contado sobre... 50 Sombras de Grey

A veces el nombre de un autor es menos conocido que su apodo o que los personajes de sus obras. Le pasó a Fernando de Rojas, sobrepasado por “La Celestina”, a Candace Bushnell con “Sexo en Nueva York”, a Callie Khouri con “Thelma y Louise” y ahora le está pasando a Erika Leonard James, la autora de la novela erótica más sobresaliente del momento, “Cincuenta sombras de Grey” y de sus secuelas, “Cincuenta sombras más oscuras” y “Cincuenta sombras liberadas”.

Erika Leonard (Erika Mitchell es su nombre de soltera) nació en 1963 en Londres, ciudad en la que vive con su marido (guionista) y sus dos hijos, y es más conocida por el seudónimo de E. L. James con el que ha escrito sus obras, que por su nombre real. El motivo es que no quería que sus hijos se avergonzaran de ella al hablar de sexo en sus relatos. En 2012, la revista “Time” la incluyó en su lista anual de "Las 100 Personas Más Influyentes del Mundo". Antes de su éxito como escritora Leonard había trabajado como ejecutiva de televisión en la "National Film and Television School", en Beaconsfield.

Su padre es chileno y su madre escocesa, por lo que habla perfecto castellano y sus obras tienen el toque místico de la novela escocesa que leyó de niña. Criada en Buckinghamshire y con una educación privada, Leonard estudió Historia en la Universidad de Kent, realizando una tesis sobre la caída del Zar Nicolás II, cuya hija pequeña se llamaba Anastasia. De ahí el nombre de la protagonista de su obra.

Sus ingresos, según la revista Forbes, han superado a habituales de la lista como James Patterson, Danielle Steel y Stephen King. Se estima que entre junio de 2012 y junio de 2013 ha ganado 95 millones de dólares gracias a la provocativa trilogía y la cifra va en aumento. El formato ebook ha sido un factor clave, dando a los lectores una forma fácil de comprar las secuelas de contenido sexual y una manera discreta de leerlas en público, según indica la web de Forbes.




Cincuenta sombras de Grey nació como un relato erótico basado en la saga “Crepúsculo” bajo el seudónimo de "Snowqueen's Icedragon". Si, si, en aquella obra de Stephenie Meyer llena de vampiros adolescentes de tez pálida y hormonas alteradas. De hecho, originalmente, los nombres de los protagonistas no eran otros que Isabella Swan y Edward Cullen, protagonistas de la archiconocida novela vampírica. Cincuenta sombras nació como un escrito de fan-fiction (elaborado por fans) entre los que se contaba E.L. James, entre los años 2009 y 2011 al que podía accederse de forma gratuíta en internet a través la página fanfiction.net. En esta web (y a través de su página oficial), la autora iba subiendo y poniendo a disposición de los fans de la saga Crepúsculo los diferentes capítulos conforme los iba acabando. Capítulos que finalmente acabarían conformando los tres libros que conocemos hoy en día como la trilogía de Cincuenta sombras. De hecho, James comenzó a escribir esta obra en su móvil mientras iba en metro a su trabajo.

El primer libro, titulado Cincuenta sombras de Grey, fue lanzado a la venta como libro electrónico y como libro de bolsillo de impresión bajo demanda (PoD) en mayo de 2011 por The Writers' Coffee Shop, una editorial virtual, con sede en Australia. El segundo libro, Cincuenta sombras más oscuras, fue publicado en septiembre de 2011, y el tercer libro, Cincuenta sombras liberadas, en enero de 2012. The Writers' Coffee Shop tenía un presupuesto de marketing restringido y confió la publicidad en gran medida a blogs de libros, pero las ventas de la novela se vieron impulsadas por la recomendación de boca a boca.

La naturaleza erótica del libro y la percepción de que su base demográfica de lectores estaba conformada en gran parte por mujeres casadas de más de treinta, llevó a que el libro sea tildado como “porno para mamás” por algunas agencias de noticias. El libro también ha sido popular entre las adolescentes y mujeres universitarias. Con el lanzamiento del tercer libro en enero de 2012, los informativos en los Estados Unidos comenzaron a hablar sobre la trilogía de Cincuenta sombras como un ejemplo de marketing viral resaltando el aumento de la popularidad de la literatura erótica femenina. Debido al creciente interés por la saga, los derechos de la trilogía de Cincuenta sombras fueron adquiridos por Vintage Books para el re-lanzamiento en una edición nueva y revisada en abril de 2012.

El nombre que la E. L. James le dió inicialmente a la saga fue “Master of the Universe” (MOTU). A petición de la editorial que adquirió los derechos de publicación del libro, Vintage Books (Random House), los relatos fueron retirados de internet ya que su existencia podría causar algún tipo de conflicto con la comercialización de la novela. Autora y editores crearon una readaptación de los escritos originales eliminando las referencias a la trama de la saga Crepúsculo y posteriormente rebautizaron la historia como “Fifty Shades” (que acabaría traduciéndose al castellano como Cincuenta Sombras). El resto es historia; 40 millones de copias del libro vendidas en todo el mundo.

En España, el primer libro de la saga traducido al español salió a la venta el 6 de junio de 2012, impreso por la editorial Grijalbo, y los dos siguientes libros se publicaron el 4 de julio del mismo año. A principios de 2012 se anunció que existía un interés profesional en una producción cinematográfica de la trilogía de Cincuenta sombras. Warner Bros, Sony Pictures, Paramount Pictures, Universal Pictures, así como la compañía del actor Mark Wahlberg pusieron toda las licitaciones para obtener los derechos de la novela. Finalmente Universal Pictures y Focus Features obtuvieron los derechos de la trilogía, en marzo de 2012. La autora E. L. James pidió mantener un cierto control durante el proceso creativo de la película. Los productores de The social network, Mike De Luca y Dana Brunetti, firmaron un contrato para producir la película, después de haber sido elegidos por E. L. James. El escritor de American Psycho, Bret Easton Ellis ha expresado públicamente su deseo de escribir el guion de la película, que empezará a rodarse en 2014 al parecer fuera del Reino Unido. Aún no sabemos quiénes encarnarán a los protagonistas, aunque todo apunta que no serán rostros conocidos.

LA HISTORIA

Cincuenta sombras de Grey narra la historia de Anastasia “Ana” Steele, una estudiante de 21 años que cursa la carrera de Literatura en la Universidad de Washington, y que vive con su mejor amiga, Katherine Kavanagh, quien escribe para el periódico estudiantil de su universidad. Debido a un resfriado, Katherine persuade a Ana para que tome su lugar en la entrevista que le haría a Christian Grey, un joven empresario rico y exitoso. Ana se ve atraída inmediatamente por él, pero también lo encuentra intimidante. Como resultado la entrevista no sale del todo bien y le deja a Grey una mala impresión —o al menos eso es lo que ella cree—. Ana trata de consolarse a sí misma con la idea de que lo más probable es que no lo volverá a ver. Sin embargo, se sorprende cuando Grey aparece en la ferretería donde trabaja. Durante la compra de varios artículos, incluyendo ataduras de cables y cuerdas, Ana le informa a Grey que Katherine quiere fotografías de él para el artículo. Grey le da a Ana su número de teléfono, lo que hace pensar a Ana que ella le gusta. Katherine presiona a Ana para que llame a Grey y organice una sesión de fotos con su amigo el fotógrafo José Rodríguez.

Al día siguiente, José, Katherine y Ana llegan al hotel donde Grey está hospedado, la sesión de fotos se lleva a cabo y Grey invita a Ana a tomar un café. Ambos hablan sobre sus vidas y Grey le pregunta a Ana si está saliendo con alguien, específicamente con José. Ana responde que no está saliendo con nadie, después Grey le pregunta sobre su familia. Durante la conversación, Ana se entera de que Grey es soltero, pero que no es del tipo de hombre de “flores y corazones”. Esto intriga a Ana, sobre todo después de que la rescata de la trayectoria de un ciclista que estuvo a punto de atropellarla. Sin embargo, Ana cree que no es lo suficientemente atractiva para Grey, como lo es su amiga Katherine.

Después de terminar sus exámenes Ana recibe un paquete de Grey, que contiene los tres volúmenes de las primeras ediciones de Tess, la de los d'Urberville, lo que la aturde. Esa noche Ana va a beber con sus amigos y termina emborrachándose y marcando a Grey por teléfono para preguntarle por qué le envió los libros, pero él no le responde y le informa que va a ir a recogerla debido a su estado de ebriedad. Ana sale a tomar aire fresco, entonces José intenta besarla a la fuerza y es interrumpido por Grey. Ana accede a que Grey la lleve a casa, pero antes descubre que su amiga Katherine ha estado coqueteando con el hermano de Grey, Elliott. A la mañana siguiente, Ana se despierta para encontrarse a sí misma en la habitación de hotel de Grey quien la reprende por no cuidar adecuadamente de sí misma. Grey entonces le revela que le gustaría tener sexo con ella. Inicialmente le menciona que tendrá que llenar el papeleo antes de que algo suceda, pero más tarde la besa en el ascensor.

Ana va a su cita con Grey, quien pilota su helicóptero, Charlie Tango, hasta su apartamento en Seattle. Una vez allí, Grey insiste en que firme un acuerdo de confidencialidad que le prohíbe hablar de lo que hagan juntos, lo que Ana se compromete a firmar. También menciona otros documentos, pero primero la lleva a una habitación llena de juguetes BDSM y otros equipos. Allí Grey le informa que el segundo contrato será uno de dominación y sumisión y que no habrá relación romántica, sólo una relación sexual. El contrato incluso prohíbe a Ana tocar a Grey o hacer contacto visual con él. Cuando Grey le está explicando esto, Ana le revela que es virgen y él se compromete a tomar su virginidad sin hacerla firmar el contrato, después tienen relaciones sexuales.

A la mañana siguiente Ana y Grey, tienen una vez más relaciones sexuales, sólo que son interrumpidos por la madre de Grey quien llega momentos después de su encuentro sexual. Su madre se sorprende de ver a Ana ahí, ya que daba por sentado que Grey era homosexual, porque nunca lo había visto con una mujer. Grey más tarde lleva a Ana a comer, donde le revela que perdió su virginidad a los quince años con una de las amigas de su madre y que sus anteriores “relaciones” dominante/sumisas, fracasaron debido a la incompatibilidad. Ellos planean reunirse de nuevo y Grey lleva a Ana a su casa, donde descubre varias ofertas de empleo y admite a Katherine que ella y Grey han tenido relaciones sexuales.

En los días siguientes, Ana recibe varios paquetes de Grey. Estos incluyen un ordenador portátil para que los dos se puedan comunicar a través de correos electrónicos, ya que Ana nunca antes ha tenido una computadora personal, y esto es parte del contrato dominante/sumisa. Ana y Grey intercambian correos electrónicos, donde Ana se burla de él y le indica que hay varias partes en el contrato que no quiere aceptar, como por ejemplo, comer solamente alimentos de una lista específica. Ana más tarde se reúne con Grey para discutir el contrato, y se abruma por todo lo que rodea al BDSM y por el hecho de mantener una relación exclusivamente sexual con Grey que no es romántico por naturaleza. Debido a estos sentimientos Ana deja a Grey y no lo vuelve a ver hasta su graduación de la universidad, donde es un orador invitado. Es en este momento cuando Ana está de acuerdo en firmar el contrato dominante/sumisa.

Ana y Grey, una vez más se reúnen para discutir el contrato, dónde tratan los límites infranqueables de Ana. Ana recibe por primera vez un castigo de Grey, lo que los deja a ambos seducidos y un poco confundidos por la interacción. Esta confusión se agrava por los regalos espléndidos de Grey y por el hecho de que la lleva a conocer a su familia. A pesar de esto, los dos continúan con el plan, aunque Ana no ha firmado todavía el contrato. Después de conseguir un trabajo en Seattle Independent Publishing, Ana se ve más presionada por las restricciones del acuerdo de no divulgación y la compleja relación con Grey.

La tensión entre la pareja llega a un punto en el que Ana le pide a Grey que la castigue con el fin de mostrarle cuan extrema podría ser una relación BDSM. Grey cumple la petición de Ana, golpeándola con un cinturón, sólo para que Ana se dé cuenta de que los dos son incompatibles. Devastada, Ana deja a Grey y regresa al apartamento que comparte con Katherine.

ANÉCDOTAS DE LA OBRA

  • Mientras escribía los libros, E.L. James llamó a un concesionario de Audi en West London para preguntarle si era posible practicar sexo en un Audi R8. El atónito vendedor le respondió que era imposible y como la autora no lo creyó se fue personalmente al concesionario, preguntó si podía sentarse en el coche y una vez dentro pensó “Es totalmente posible practicar sexo aquí con un poco de imaginación”.

  • En la primera novela que escribió E.L James antes de Cincuenta Sombras de Grey, el protagonista se llamaba Christian. Es un nombre que le encanta y que considera que es muy sexy y por eso decidió utilizar ese nombre para alguien tan sexy como Christian Grey.

  • Sobre el apellido Grey (gris en español), la autora ha dicho que es una persona que no ve la vida en términos de blanco o negro, sino que considera que siempre hay tonos de gris, de ahí que haya elegido ese nombre para los libros. Considera que la gente que sólo ve la vida en blanco o negro es porque su mente no está abierta a nuevas ideas, lo cual le asusta.

  • La autora ha confesado que no estuvo en Seattle antes de sacar a la luz la obra y que recorrió toda la región por internet, buscando información sobre viviendas, criticas de restaurantes, etc. Como ella ha dicho: “he visitado todo Seattle gracias a Google Street View”.

  • Cuando estaba localizando un lugar donde pudiera vivir el soltero de oro que es Christian, E.L. James buscó “el apartamento más importante que pueda encontrar” y el resultado fue el edificio Escala, así fue como lo eligió como residencia de Christian.

  • E. L. James ha confesado que se incluyó ella misma como un pequeño personaje en los libros a modo de cameo y dijo que le gustaría saber si los lectores podían localizarla en los libros. Una de las fans dio con la respuesta vía twitter: es la mujer de pelo oscuro sentada en el hotel Fairmont Olympic dando de comer a su perro (Cincuenta Sombras más Oscuras). La autora le respondió con una sonrisa dando por sentado que había acertado.

  • Al preguntar a la autora sobre un posible cuarto libro de Cincuenta Sombras, su respuesta ha sido la de siempre “nunca digas nunca”. También ha dicho que mucha gente le pregunta si habrá también un libro escrito desde el punto de vista de Christian, así que ha confesado que quizás lo escriba. Antes quiere reescribir sus dos primeras novelas (no las de Cincuenta Sombras) y tiene ideas para escribir otras nuevas historias ajenas a Cincuenta Sombras, pero necesita tiempo para todo ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario