texto viveLibro



Muchas historias de éxito comenzaron con la autoedición,
¿por qué no das el primer paso y empiezas la tuya?

viernes, 26 de julio de 2013

Tapa dura o tapa blanda

Por fin hemos decidido publicar nuestro libro, justo desde este preciso instante empiezan a surgir dudas, incertidumbres e interrogantes. Cientos de datos técnicos nos asoman y nos abruman: fresado, alzado, plegado, tela, tapa dura, cartoné al cromo, rústica, papel, encuadernación, estucado, solapa, satinado etc, cientos de especificaciones técnicas, que alguna nos suena y otras no tenemos ni remota idea, nosotros solo queremos publicar nuestro libro.

Una de las preguntas más importantes, es el tipo de encuadernación, dónde nos aparecen varias opciones: rústica, tapa, tela, cartoné, cuadernillo, grapa etc. Dentro de estos nombres nos surge la palabra rústica fresada o cosida. En ediciones digitales, antiguamente solo se encuadernada en la opción de rústica fresada, simplemente es una cola que sujetaba las páginas y la portada, tenía el inconveniente que con el paso del tiempo se deterioraba y se desprendían las hojas, como solución han aparecido sistemas más modernos. La cola PUR, que son colas frías que mejoran el rendimiento de pegado y el libro aguanta mejor todo el trajín diario de su lectura. Bien esta técnica siendo más económica que el cosido, solo es recomendable en libros con texto en negro y papel en offset, pues si el texto fuera a color se usan papeles satinados y estucados donde esta cola resbala y es necesario coser. Por tanto en un libro en negro sin imágenes en color puede ser recomendable la encuadernación rústica fresada, pues aguanta bien el trato diario y es más barato. Cuando el libro a realizar tenga color y papel estucado o satinado optar por la opción rústica cosida. Además de llevar la cola en la portada y las hojas de papel, lleva cosido por pliegos las páginas, siendo mucho más resistente. Además esta encuadernación puede ir con solapa o sin ella. Estamos como siempre con el presupuesto, con solapa es más caro, pero el libro obtiene un mejor acabado.

Si andamos bien de presupuesto es cuando podemos optar por encuadernar en tapa dura, tela o cartoné. Aquí se nos abre una amplia cantidad de opciones, dependiendo de nuestros fondos destinados a la fabricación del libro. Desde una tapa con estampación al cromo, a un símil piel con sobrecubierta, a una encuadernación en cuero repujado a mano con golpe en seco. En este sistema de encuadernación aparecen multitud de opciones, y solo el precio por unidad es el impedimento a la realización. Desde una tapa inglesa elegante tras cientos de años, a los sistemas más modernos de olores, cambio de temperatura, plásticos, telas etc, todo lo que el autor pueda soñar.

Desde editorial viveLibro, recomendamos ser cabal en todas las decisiones, para nuestro primer libro, con una encuadernación rústica fresada puede ser más que suficiente, pero si el libro tiene una cantidad grande de páginas, sería recomendable la rústica cosida, que da mayor calidad al libro y sujeta las hojas con mayor firmeza.

Si queremos un libro bien terminado y con mejor presencia la encuadernación en tapa dura sería la mejor opción, es más señorial y aguanta mejor el paso del tiempo y la calidad general es mejor, pudiendo incrementar el PVP del libro, al tener una mejor terminación.

A cada libro una posibilidad y es el autor conociendo las diferentes opciones, él que debe evaluar los pros y los contras, su presupuesto, el tipo de edición etc. Por poner un ejemplo, si tenemos un texto de ciencia ficción de 200 páginas, en negro y enfocada a jóvenes de 18 años, nuestra recomendación desde viveLibro sería una encuadernación en rústica fresada y sin solapa, para abaratar costes y obtener un PVP más económico y así llegar a un número más amplio de posibles lectores dando un precio muy competitivo. Pero imaginemos una obra de referencia, un tratado de filosofía enfocado a profesores, de 200 páginas en negro. Aquí se podría optar por una encuadernación en tapa dura dotando al libro de una presencia mejor y una terminación muy profesional, buscando el deleite del lector, tanto en el interior del libro como en su acabado.

Resumiendo, Mil libros mil soluciones con viveLibro

1 comentario:

  1. muchísimas gracias, estoy preparando la salida a venta de mi primera novela y esto me está ayudando muchísimo, pues lo haré por bubok y estaba dudosa de si hacerlo con solapa o sin ella, gracias por los consejos. Un saludo

    ResponderEliminar